Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

La Navidad me confunde


La Navidad me confunde. Cuando creo que estoy llegando resulta que no he salido y si me paro ha pensarlo me doy cuenta que vengo de vuelta. No sé siquiera si estuve. O me vuelvo antes de salir de casa, es el camino más corto entre los puntos suspensivos. A veces tengo hambre y otras veces nauseas. Mi cara se va rellenando de polvorones de almendra al mismo tiempo que mi esófago sirve de embudo de lo que contienen botellas de colorines. La digestión no apaga nunca cual fabrica celulosa peremne.

Recibo cientos de felicidades aerotransportadas que llegan a mi IPhone con los mas originales soniquetes acompañando a fotos y videos que se autodestruirán en cinco segundos. Contesto mecánicamente una frase hecha de cortar y pegar muy saludable. Salud Bienestar y Feliz Navidad.

Ya pasó la Nochebuena con estruendo de familias numerosas y el almuerzo fraternal de Navidad con pavos disfrazados de zorzales. Ahora se brinda con yintonis en copas de balón. Lo catalán no esta de moda, aunque el cava es la bebida mas barata y exquisita que tenemos los españoles, a mi me disloca. El champan esta el doble de bueno mejor pero cuesta el triple de caro, no me salen las cuentas.

Intento hacer vida normal y me sale regular. Me dejo llevar por las luces y las ofertas de bicarbonato de sosa. Me calzo las de correr y voy andando. Que le vayan dando dice mi barriga oronda. Estoy enganchado al kiosko de la melva. Veremos a ver como me desadicto (palabro recién cocinado).

Intento no ir al centro. Me asfixio bajo la muchedumbre. Solo entiendo algo de bullas pulmonares. Los centros comerciales los tengo prohibidos por prescripción facultativa. Estas botas son para caminar en espacios abiertos.

Me gusta regalar cosas sencillas que nunca se olviden en el fondo del baúl de los recuerdos, ¡u u uu! Y me gusta que me regalen el oído derecho que por el izquierdo no escucho.

Y queda por pasar el divertidísimo día de Fin de Año con sus caretas y matasuegras y globos y campanazos y uvas y cotillón y alegría desbordada por cohones. No cuentes ustedes conmigo si son tan amables. El único día del año que me gusta madrugar es el uno de enero. Cosas mías. Casos clínicos peores se han visto.

Que ustedes lo pasen bien y que el 2016 etcétera etcétera…


PD: El otro día me convertí en Page Real durante unas horas recogiendo las cartas que escriben los niños a los Reyes Magos. Incluso vestido de Califa en lugar del Califa mi nieta Celsa me reconoció al segundo y me guiñó un ojo celestial. Cuando le tocó su turno me abrazo como nunca me ha abrazado nadie. Y luego lloré al terminar.

Eso es Navidad.





Versos Terapeuticos

Publicado en ABC de Sevilla

De vez en cuando intento descifrar versos como ejercicio de salud mental, como medicina para evitar que mis neuronas supervivientes se aburran y se echen a dormir, no el sueño de los justos de conciencia tranquila, sino el sueño de los holgazanes y necios que se conforman con lo ya aprendido y no creen necesario conocer cada día algo nuevo que nos ilusione o nos remueva las entretelas del sentido.

Leo a Vicente Aleixandre con paciencia y empecinamiento a ver si pillo el significado y la intención de sus versos y de pronto me encuentro con uno de ellos que entiendo sin gran dificultad: “Todo lo que está suficientemente visto no puede sorprender a nadie”. Lo releo. ¿Lo entiendo?

A lo mejor se puede referir a la percepción sensorial y consciente de la luz que conforma el mundo que nos rodea. Luz que es única para cada uno de nosotros y realiza en nuestro cerebro el milagros da la visión al analizar y organizar emisiones electromagnéticas en cuantos de fotones e interpretarlos como paisajes o imágenes. Siempre que miremos a la misma mesa veremos la misma mesa. ¿Seguro? Muchas veces la percepción esta distorsionada por interferencias y el mismo objeto de siempre lo veremos como algo novedoso, algo extraordinario o diferente. Misterios de la mente humana.

Pero es posible (seguro) que el poeta no era tan idiota y pretencioso como yo y lo que quería decir era otra cosa mas profunda. Tal vez hablaba de la realidad, de la verdad, de la certeza, de la falsedad, de las máscaras, de la hipocresía, de la mentira… Yo creo que se refería a las personas, mas que a las cosas. A los sentimientos mas que a los objetos. Al subconsciente quizá, mas que a la simple comprensión de las palabras.

Y de nuevo se me va la mente al difícil entendimiento del comportamiento humano. La relación entre nosotros -hombres y mujeres, mujeres y hombres-. Si yo tengo hace años la costumbre de leer todas las noches en la cama antes de dormir, mi primera mujer no debería de sorprenderse si me viera cualquier día del año con el sol ya puesto acostado en mi cama y leyendo plácidamente rodeado de libros y periódicos atrasados. Si lo hiciera el sorprendido sería yo. De igual manera yo no debo sorprenderme si cuando paseo solitario y feliz en mi paraíso rompiero por la orilla de la mar las gaviotas mas viejas me saludan sin levantar el vuelo con una inclinación de cabeza muy educadas y señoronas ellas mientras protegen a sus polluelos a escasa distancia. Son realidades consuetudinarias de las que ya no me puedo sorprender.

Lo que me llama la atención es que este verso tan simple, que convierte en regla de vida el poeta premio Nobel, no se cumple en nuestros honrados gobernantes y políticos.

¡Mira que tenemos suficientemente vistos y escuchados y requetevistos y requetescuchados a nuestros políticos! ¿Creen ustedes sinceramente que ya no pueden sorprendernos? Ellos no solo tienen el don de la ubicuidad televisiva, sino también la gracia de decir una cosa y al mismo tiempo su contraria sin caer en contradicción manifiesta. Peroran cada día, cada semana y cada vez que los dejan las mismas arengas embusteras, las mismas falsas promesas, los mismos mantras adormecedores de masas. Incluso los recién llegados al Ok corral.

Y los votantes ciudadanos inocentes debemos estar preparados para no dejarnos sorprender por las conclusiones supercalifragilisticas y espialidosas que nos ofrecerán de los resultados electorales en los que nunca pierde nadie y ganan todos.

Y ahora, días después del resultado electoral y dando la enhorabuena a los nuevos jugadores del rosco de las verdades y las mentiras nos volveremos a sorprender dentro de pocos meses por los flagrantes incumplimientos de las promesas enfervecidas y esgrimidas como evangelios, a pesar de estar repetidamente comprobado como en ocasiones anteriores se han pasado las propuestas de ellos mismos por el arco del triunfo electoral.

Y nos volveremos a sorprender cuando a los incautos de siempre nos dejen otra vez al sol despellejador y al alcance de los escarabajos hacendosos que nos arañan el bolsillo hasta dejarnos pelados, mientras que aquellos los que se refugiarán en los sombrajos del poder mantendrán la piel de ubrique intacta y cuidada con lociones insecticidas y aromáticas de balde, al mismo tiempo que disfrutarán de prebendas oficiales y subvencionadas no mas, (acento mexicano) fíjense en mi Andalucía como está después de tantos años de régimen de adelgazar arcas y de engordar vacas para asados.

Y para terminar lo que me llama la atención (ya con acento andaluz) es como puedo empezar hablando de la poesía de Vicente Aleixandre y su metafísica para terminar opinando de políticos y gobernantes nobeles o caducos con lo vistos que están ya estos buenos señores y me vuelvo a sorprender a mi mismo escribiendo de lo que ya está suficientemente visto… Distorsiones, interferencias… eso.


Talibanes a domicilio

Publicado en XYZ

La Republica Islámica de Afganistán  es un país musulmán que durante muchos años estuvo gobernado dictatorialmente por facciones de terroristas talibanes bajo las reglas mas extremistas de la Sharia, que asesinaban impunemente en ejecuciones públicas a mujeres, hombres y niños por motivos absurdos como no usar el burka o no dejarse barba. En Afganistán se formaban, entrenaban, daban asilo y protegían a los asesinos yihadistas más despiadados del Estado Islámico -como Al Qaeda y Ben Laden- desde donde se organizaban y promovían atentados indiscriminados en todo el mundo causando miles de víctimas inocentes. Solo los mas mortíferos: El 7 de agosto de 1988 atacaron con dos coches bomba las embajadas de Estados Unido en Nairobi y Kenia dejando 224 muertos y miles de heridos; desde allí se organizó y preparó el atentado del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y El Pentágono de Nueva York causando cerca de 3000 muertos y más de 6000 heridos.

A raíz de este atentado una coalición de países occidentales liderada por los Estados Unidos declara la guerra a los terroristas islamistas e invade el país con el objeto de derrocar al estado terrorista talibán y juzgar a los responsables. Con el consentimiento y la aprobación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se creó una Fuerza Internacional para ayudar y proteger a los partidos democráticos a constituir un Parlamento.


En septiembre de 2005 se celebraron elecciones democráticas que se repiten cada cinco años. El actual presidente se llama Ashraf Ghani y sin ayuda de la Fuerza Internacional no podría mantener el Parlamento pues la situación es muy complicada, tan solo en la capital Kabul parece que se respira algo de libertad, el resto de el país es muy inseguro e inestable y el ambiente es muy confuso de guerra civil entre facciones tribales a favor o en contra del gobierno. Los focos de talibanes asesinos se mueven a sus anchas por todo el país poniendo bombas contra objetivos occidentales.


España, siguiendo los compromisos adquiridos con la ONU y exactamente igual que todos los países europeos mantiene nuestra Embajada en Kabul. Embajada debidamente protegida con las mayores medidas de seguridad y custodiada por Policías Nacionales.


El 11 de diciembre un grupo de terroristas talibanes han atacado nuestra Embajada con un coche bomba de gran poder destructivo que ha derribado las barreras de seguridad, después han rodeado e invadido la Embajada abriendo fuego y asesinando a dos Policías españoles y a cuatro agentes afganos. En el tiroteo murieron también tres terrorista. Hay mas de diez heridos.


Esta tragedia debería ser motivo de unión para todos los españoles bien nacidos. Españoles orgullosos de sus Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de sus Fuerzas Armadas.


Pero cuando repaso las redes sociales y leo muchos artículos de prensa me avergüenzo de que haya un atajo de gilipollas que usen estas muertes como armas electorales…


Parece que también tenemos en España “talibanes” con afiliación política.


¡Valientes hijos de la gran puta!

El afán desmedido de victoria...


La frase la escuché por primera vez hace ya años en una regata de cruceros que organiza fenomenalmente el Real Club Marítimo y Tenis de Punta Umbría y dice así: “El afán desmedido de victoria será motivo de descalificación”. Esta advertencia forma parte de las reglas de navegación no escritas en los libros de náutica pero que todos los participantes la consideran básica ya que aporta un plus de señorío, de respeto y de inteligente ironía marinera, ni más ni menos la que caracteriza a los patrones y expertos navegantes que salen a la mar a disfrutar de esta regata condensada en un par de singladuras.

El objeto de la regata es competir navegando en buena lid sin trampas y sin ofender al rival, disfrutando de la travesía haga el tiempo que haga, respetando siempre a la mar y a los hombres de la mar. Es la razón de ser de los buenos marinos. “Navigare necesse est. Vivere non et necesse”

Y me acuerdo de estas frases geniales ahora que comienza la campaña electoral para las Elecciones Generales del 20-D y todos los españoles vamos a ser testigos de la “regata” donde los partidos políticos están dispuestos a “navegar” a todo trapo hasta la línea de llegada prevista el 20 de diciembre. Y me da la impresión –visto lo visto hasta ahora- que muchos de ellos no van a competir dentro de las reglas señoriales de la navegación de crucero.

Me parece que vamos a ver todo un muestrario de maniobras  prohibidas por el buen gusto y la decencia, pues muchos de estos “marineros de fortuna” estarán más pendientes de desligitimar, deshonrar y si pueden hundir a los navíos adversarios que de navegar cada uno de ellos firmes en su rumbo según los vientos portantes que les soplen, siempre muy pendientes de sus jarcias y del mejor trimado de sus velas dispuestas para ofrecernos una imagen de estabilidad, de seriedad, de seguridad, de honestidad y de navegabilidad sea cual sea el estado de la mar, dandonos ejemplo de buena marinería y de buen gobierno de la embarcación.

En cambio, aquellos que no conocen ni respetan las reglas de honor de la mar, aquellos que se suelen comportan como bucaneros incluso estando en tierra firme -imagínense ustedes estando embarcados- no escatimaran esfuerzos en realizar abordajes y soltar andanadas de artillería pesada por debajo de la línea de flotación de las naves para ellos enemigas.

Seguro que a estos convencidos de tener “patente de corso” los vamos a ver navegar dando bandazos y trasluchones a destiempo perdiendo el rumbo para cruzarse en la derrota del adversario. Y a demás se jactarán de enarbolar banderas de paz cuando en realidad llevan tatuada en la frente una calavera y unos huesos cubiertos por el pañuelo de pirata. No cesaran de gritar y despotricar en contra de las reglas del juego, de la opinión los señores jueces de la regata, en contra de los espectadores imparciales, de las gaviotas que sobrevuelan plácidas sobre las olas y hasta de las mismas salpicaduras de agua salada que levante el ceñir alocado su propia nao… En realidad no les gusta navegar. Solo quieren ganar cueste lo que cueste.

Es importante ganar, pero mucho más importante es no perder la dignidad en el empeño.