Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

La independencia catalana


Si una mayoría de ciudadanos catalanes votan el domingo próximo que no se sienten españoles porque son diferentes (mas inteligentes) y prefieren independizarse de España no seré yo quien se lo recrimine. Me parece lo más sensato si así lo deciden la mayoría de los catalanes. Supongo que están convencidos que van a ser mucho mas felices en su nuevo país donde los españoles ya no les podremos “robar la cartera” en la que guardan la pela es la pela  y que la tan deseada independencia económica les permitirá atar a sus perros con butifarras.

Con la nueva independencia además se aseguran que no serán los jueces españoles los que juzguen a los honrados ciudadanos catalanes de toda la vida, como a la ejemplar familia catalana Pujol (de los Pujol de toda la vida), asediada por el opresor Estado español por unas minucias de cientos de millones de euros trileados.

Me da un poco de cosa de los catalanes que voten que no quieren la independencia… pero así es la Democracia del señor Arturo Mas (este señor en realidad es el mayordomo de la familia Pujol, aunque por allí se le conoce con el título de “Presidente de la Generalidad de Cataluña”, así son de raros…)

Y no me cabe la menor duda que los que saldremos perdiendo de esta sedición seremos la globalidad de los españoles:

Los españoles vamos a perder entre otras cosas una parte importante y bellísima de nuestra geografía, incluida toda la Costa Brava, que supongo que cambiará de nombre y se llamará la “Costa Agresiva” o algo parecido, pues lo de brava suena a españolismo y a toros, y por supuesto estará prohibido hacer referencia a todo lo que suene a toros y toreros, costumbre bárbara de los españoles retrógrados. Supongo que las plazas de toros pasarán a ser Escuelas de Sardanas… no me extrañaría nada, en serio. ¡Que belleza una gran Sardanada en la Monumental de Barcelona!

Vamos a perdernos –con gran dolor de nuestro corazón- a reputados políticos como el señor Oriol Junqueras, paladín de la oratoria y dotado de una vista excepcional para atisbar las necesidades perentorias de los nuevos ciudadanos independientes.

Vamos a perder a unos artistas internacionales, como el admirado Fernando Adriá, orgullo de la cocina catalana, artífice de que en todas las casas del país catalán se guisen a diario sus conocidos platos.

Perderemos al quizá mejor equipo de futbol del mundo El Barcelona Club de Futbol, un equipo que le cae simpatiquísimo a la mayoría de los españoles dada la campechana simpatía y bonhomía natural de sus futbolistas pero sobre todo por la seriedad y honradez de sus directivos y presidentes, ejemplos para todo el deporte mundial.

Repito que siento cierta preocupación por los españoles residentes en Cataluña que no se sientan independentistas y así lo manifiesten, pero creo que deben estar tranquilos pues al día de hoy no se ha hablado de deportaciones ni de campos de reeducación. Tampoco he oído nada hasta el momento de proteger las fronteras con empalizadas ni con alambres de espinos, por lo que creo que la libre circulación de personas esta garantizada…

Bueno, pues esperando el resultado del plebiscito del próximo domingo y como sea cual sea el resultado yo –que soy muy demócrata- lo voy a celebrar como un triunfo de la democracia, me voy a preparar para celebrarlo comprando un par de botellas de buen Champagne:

¡A la vostra salut!


Devoción

Mi hermana Lourdes escribe

Hoy me han ofrecido en una red social, hacerme devota de una beata, me lo ofrece una antigua amiga, así que descreíd@s en la divina providencia y crític@s del papel de la mujer dentro de la iglesia, abstenerse de leer lo que ha pasado en mi interior, en mis entrañas, mejor, en to las tapaeras del sentío.

La beata era monja de clausura callada, del madrugón a las cinco de la mañana, meditación y misa, café y tostada con su mermelada porque es suya, ella la hizo, de fregar suelos, de ordenar altares perfumados, formar ramos de rosas, pulir maderas viejas, policromar santos, reverenciar cristos y cantar piropos a las vírgenes elevadas, de hacer dulces, planchar encajes, zurcir bolillos, engrandecer pilistras y limpiar hasta el aire que respiran en un convento de silencio. Salir a pedir para otros y para arreglar el huerto la cocina y la techumbre, comunicarse por la hornacina y mantener la oración como modo de vida. Laudes y rosarios en el atardecer, refectorio, meditación muy transcendental y cama.

Con esta forma de vida cotidiana y en estos tiempos lo lógico es pensar que no valen para nada estas beatas del "ora et labora" ¿verdad?, no...Pues a mi hoy me han llevado con esta petición de devoción a un alivio en lo personal porque mi estado interior está tembloroso por la ausencia de mis amores después de un verano de alegrías abrazos y compañía y a olvidarme por un instante, de los éxodos crueles los padres que luchan las madres que lloran y los niños que sufren y mueren en el camino, el enemigo somos todos..

De las ideas delirantes en una encrucijada con un conflicto económico-político que pide una separación dolorosa y hasta inocente, puede que incluso ilegal, para nada, para quedarse a la cola del último vagón por los aires de grandeza de considerarse la máquina humeante que tira de todo, que simplicidad, con lo complicada que es la economía y la altanería.

A la crueldad de las personas las unas con las otras y con los animales y a la desfachatez de los políticos de turno que nos tratan como lo que a veces parecemos ser, tontos del culo y sin criterio...


Para eso me quedo con la beata que me da consuelo en mis temores, espiritualidad y serenidad, y lo mejor, ni me roba ni me engaña ni me utiliza, no, la utilizo yo a ella, amorosamente, Amén.-

Verguenza ajena


Ha dicho tajantemente Don Espadas del PSOE, nuestro actual alcalde: Yo es que no he heredado nada del PP que merezca la pena…” refieriendose a la gestión del anterior alcalde don Zoido del PP. Y cuando uno lee o escucha estas cosas ya sean dichas por este o por aquel la verdad es que me entra como una desilusión muy grande en las entretelas del sentío y una verguenza ajena rayana el en ridículo por lo que puedan pensar aquellos que nos observen desde la cercanía pero más allá de los límites del provincianismo sevillano y del regionalismo andaluz.

De manera que un alcalde entrante, que no ha ganado su puesto de Alcalde por mayoría de votantes sino que ha tenido que aliarse con sus contrincantes minoritarios para desbancar de la alcaldía al partido más votado por los sevillanos se permite el lujo de decir a los cuatro vientos que según su saber y entender el anterior regidor del Ayuntamiento sevillano durante cuatro años con toda su Corporación incluida no ha hecho nada por Sevilla que merezca la pena… a eso se le llama señorío y saber estar… por los cojones.

Esta falta de respeto que tienen los politicos los unos con los otros y los otros con los unos y viceversa me produce sarpullidos en los entendimentos, alergia cada vez mas pruriginosa contra estos señores que se dedican teoricamente a sacarnos las castañas del fuego a los ciudadanos corrientes y molientes.

En cualquier empresa o industria que no este infestada de personal politico sino de profesionales cualificados, cuando se produce un relevo en un cargo de gestión por el motivo que sea lo lógico es ensalzar aquello que de provecho nos hemos encontrado de nuestro antecesor y -por elegancia y educación- soslayar los aspectos que nos pudieran parecer negativos de la anterior gestión.

Ademas este buen señor don Espadas no se da cuenta de que su opinión partidista (obligada por la Voz de Su Ama) es una falta de respeto para una mayoría de sevillanos que han vuelto a confiar en la gestión del señor don Zoido prestandole su voto en las urnas.

Digo yo que algunos politicos se creen que los ciudadanos somos como ellos: unos botarates que van perorando sandeces sin pensar en la repercusiones de lo que dicen, pues todo lo que digan sea lo que sea, lo resite y amortigua las siglas en mayusculas del partido.

Pero están muy equivocados, los ciudadanos honrados y cabales no tenemos que darle cuenta ni agradecer favores a siglas partidistas ni a socios minoritarios que nos aguanten la silla.

Solo a nuestra conciencia y educación sevillanas.  ¿ O no?


Prensa, enfermos y médicos


Tengo ganas de dar mi opinión al respecto de las noticias que cada vez con más frecuencia rellenan las páginas de los periódicos informando de los problemas que suceden en los hospitales sevillanos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Virgen de Valme. Informaciones con todo lujo de detalles de los retrasos en las listas de espera, de la masificación de las Urgencias, de los enfermos atendidos en los pasillos, en sillas de ruedas o en camillas, de la demora en los ingresos o las altas, de las “deficiencias” en la atención a los enfermos y demás patrañas.

Y en estos artículos siempre hay un par de anécdotas contadas por los “afectados” que nos explican que su abuelo se hizo caca en una camilla y tardaron un rato en limpiarle el culo o en cambiarle los pañales, o que acudieron con dolor de riñones desde tres días antes y tardaron horas en atenderlos, mientras nos deleitan con unas fotos de los pasillos atestados de pacientes y familiares con caras de pocos amigos.

Estas noticias que en mi opinión carecen de rigor y de objetividad solo consiguen cargar las tintas sobre los únicos que no tienen nada que ver con el origen del problema: el personal sanitario al completo incluyendo a los celadores, auxiliares, enfermeros, médicos de familia y especialistas, hombres y mujeres que se desviven en jornadas agotadoras para atender a todos y cada uno de los pacientes de los hospitales ya sea en las Urgencias o en las plantas de hospitalización.

Mas valdría que los reportajes estuvieran a encaminados a concienciar a los ciudadanos sobre la excelente labor que desempeñan estos profesionales sanitarios que trabajan a destajo muchas veces incluso con falta de personal y con todos los servicios colapsados por la excesiva carga asistencial a la que son sometidos.

Una buena noticia periodística podría ser la información rutinaria de que los Ambulatorios y Centros de Salud y Hospitales Comarcales están preparados mañana y tarde para atender a los pacientes con patologías no urgentes y enfermedades comunes estacionales e ir mentalizando a la sociedad (a la ciudadanía y al ciudadanío) que acudan a los Servicios de Urgencias cuando esté indicado, no para banalidades y por costumbre, pues esta podría ser la causa de por que se masifican los Servicios de Urgencias de los Hospitales.

También sería bueno que los medios de comunicación buscaran a los responsables, que yo creo que son los consejeros y gestores-politicos puestos a dedo por La Voz de Su Ama y dejaran en paz a los inocentes que no tiene culpa de nada. Es, como si en esta larga “crisis del ladrillo” que estamos atravesando, los periódicos se hubiesen puesto de acuerdo en culpar a los arquitectos, a los aparejadores, delineantes, maestros de obra, albañiles, peones de obra, etcétera, sin nombrar para nada a los especuladores inmobiliarios ni a los constructores y promotores de chichinabo confabulados con los desalmados bancos, aquellos de las sangrantes hipotecas de las clausulas aterradoras e injustas.

En España tenemos un sistema sanitario excelente envidia de muchos países con mucha más renta per cápita que nosotros. En Andalucía tenemos el SAS del que todos los andaluces deberíamos estar orgullosos por la gran cualificación, dedicación y el alto nivel científico de sus médicos y sanitarios. Pero parece que hay intereses creados en darle la vuelta la tortilla, derivando responsabilidades para conseguir réditos electoralistas.


Si no lo digo reviento.

Sevillano

Este articulo es mi primera colaboración en el periódico digital XYZ "El periódico crítico sevillano".
Si pulsan en el título tienen acceso directo al periódico.

Sevillano

Hola lectores, comienzo mi colaboración con una declaración de independencia y libertad: soy un sevillano atípico libre de las ataduras que atenazan a esta bendita ciudad llena de atavismos y vestigios inquisitoriales. ¡Toma ya principio con dos pares! ¡Así se atrapa a los lectores! ¿O no?
Sevillano de Nervión, de la avenida de Eduardo Dato donde nací y me crié viendo pasar al tranvía y a los carros de la nieve, donde estaba mi colegio y de donde nacen mis recuerdos.
Sevillano de educación pues me educaron con sevillanas maneras a ser uno más entre ocho hermanos, muchos primos y muchísimos amigos, en aquellas familias numerosas que tanto echamos de menos ahora.
Sevillano de cultura de los años mágicos de mi juventud, los sábados o domingos al cine Nervión o al Goya, después al San Fernando, al Coliseo España, el programa con los resultados del futbol, bocadillos de calamares o boquerones en adobo, el 9 o el 17 en la Plaza san Francisco y para casa.
Sevillano de carrera y médico por la Universidad de Sevilla, sevillano de profesión y sevillano de ilusión.
Sevillano sin cofradías, sin vestirme nunca de nazareno ni salir de costalero. Mi capilla sigue siendo la de mi Colegio Portaceli. Sevillano que se pira en Semana Santa sin el más mínimo remordimiento.
Sevillano sin corbata ni chaqueta, sin fijador, sin camisas caras ni zapatos relucientes.
Sevillano sin abonos a las Maestranzas, aburrido de toros y sin costumbre operística, aunque no desaprovecho una invitación llegado el momento…
Sevillano feriante hasta hace pocos años, pero ya me aburro como una ostra en la Feria después del segundo día de farolillos.
Sevillano de la Hermandad del Rocío de Triana con la que he ido tantos años al Rocío, pero que ya me conformo con acompañar al Simpecado un día y a dormir a casita.
Sevillano de cincuenta y nueve años cumplidos, observador de mi entorno y del entorno de los que yo quiero querer.
Sevillano lector compulsivo desde que tengo uso de razón, me recuerdo sentado en el retrete leyendo la composición del champú Geniol de Fresa.
Sevillano que le gusta escribir.
Sevillano duro de oído pero que me entero muy bien de lo que me interesa y que presto atención aunque parezca que estoy distraído.
Sevillano de bares mas que de Iglesias, de barra mas que de mesas. ¡Odio a los malditos veladores!
Sevillano que ha sido cazador y que no va a pegar un tiro mas en su vida ni a matar animales por diversión.
Sevillano que disfruta de su profesión cada día mas y eso no tiene precio.
Sevillano que jugaba de niño al futbol todos los días en el campo del Sevilla y desde entonces llevo a mi equipo en mis genes, pero ni tengo acciones ni soy socio.
Sevillano de acento y de costumbres, de usos y maneras antiguas, cuidadoso de palabras y de refranes tradicionales.
Sevillano de Sevilla y provincia. Sevillano de Huelva y de El Rompido.
Sevillano en Andalucía y más sevillano todavía cuando cojo la autovía…
Porque “Sevilla tiene una cosa… que solo tiene Sevilla…” ¿Verdad?