Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Feliz Año Nuevo

En estos días navideños nos felicitamos unos a otros con el deseo que el año nuevo que comienza venga cargado de felicidad. Imagino que -como decía la canción- lo que nos deseamos es: “tres cosas hay en la vida de salud, dinero y amor, y el que tenga esas tres cosas que le dé gracias a Dios…”

Yo quiero hacer una reflexión al respecto y empezaré -sin querer ser agorero- con una verdad absoluta e irrefutable para que sirva como inicio de mi felicitación a todos ustedes: El único y verdadero patrimonio que tenemos todos y cada uno de nosotros es el tiempo que nos queda de vida. Lo demás son circunstancias. Y creo que ese importante patrimonio que tenemos -La Vida- debemos conservarlo y darle buen uso para alcanzar nuestra felicidad y la de quienes nos rodean.

Como médico me afano en estudiar como preservar y mejorar la salud y la vida de mis semejantes desde los mas indefensos aun en las barrigas de sus madres hasta los mas desvalidos ancianos. Los que me conocen, bien saben lo que quiero decir. Y puedo aseguraros que este empeño por la vida aporta mucha felicidad. (Y aprovecho para saludar y felicitar al señor Alberto Ruiz Gallardón por su valentía antiabortista, ahora que no me escucha nadie).

Cada año nuevo nos proponemos alcanzar objetivos varios y renovar propósitos atrasados, intenciones a veces poco rigurosas o disparatadas perdiendonos en metas inalcanzables o espurias, cuando las condiciones básicas para ser medianamente felices las despreciamos e ignoramos. Quiero decir que no pongamos muy alto el listón de nuestros objetivos y comencemos a subir peldaños uno a uno. Si vamos consiguiendo día a día pequeños logros en poco tiempo obtendremos resultados satisfactorios, nuestra autoestima crecerá y nos sentiremos satisfechos. Expectativas bajas y asumibles.

Estos planes (y un deseo) son los que yo propongo para comenzar el año 2015:

Dejar de fumar. Sin dudarlo y desde el primer día. No encienda nunca más un cigarrillo o un tabaco cualquiera. No se suicide en cada aspiración de humos cancerígenos. No impregne de venenos volátiles invisibles el aire de quienes respiran a su alrededor. Es conveniente dejar de fumar, sobre todo antes de que el fumar lo deje a usted. Es posible dejar de fumar, existen centros especializados para ayudar a los fumadores que deseen desengancharse. Es imperativo conseguirlo para mantener la salud –la vida- y sé que el éxito lo pueden disfrutar a corto plazo.

Control de estrés. El estrés es bueno para mejorar algunas prestaciones laborales y profesionales. Y punto. El estrés desmedido y desordenado es origen de ansiedad, angustia y desesperación. Y aunque no debemos psiquiatrizar los comportamientos angustiosos puntuales y los trastornos psicosomáticos autolimitados tampoco debemos trivializar el estrés continuado. No es saludable vivir con estrés persistente. Muchos trastornos digestivos son originados por el estrés, por ejemplo: al comer hay que masticar muy bien los alimentos y tragar despacio y disfrutar de la comida, no engullir como los pavos. Igualmente al hacer ejercicio en el gimnasio o en el parque hay que disfrutar del momento y sacar provecho del esfuerzo, no correr despavoridos en la cinta o entre la maleza con la lengua afuera como si perdiéramos el ferrobús o empeñarnos en levantar palancas mecánicas como autómatas sin orden ni concierto. Serenidad y disfrutar cada momento en su justa medida nos aporta felicidad.

Trabajo y sueldo para todos. No me olvido del terrible problema del paro. Indudablemente el trabajo es necesario para realizarnos como personas y precisamos del dinero para pagar las facturas y hacer frente a las necesidades básicas. Necesitamos dinero contante y sonante ganado honradamente. Satisfacción por el trabajo y tranquilidad a fin de mes. Esto es lo que nos prometen los políticos pero la realidad es otra: paro y desolación.

En estos tiempos convulsos de tantas pandillas de golfos apandadores inmorales e incultos, de políticos rastreros y engañabobos, de botarates con corbata o pajarita que resaltan cada día en los noticiarios por las grandes cantidades de dineros que han amasado al margen de la ley, yo propongo una revolución soterrada de ciudadanos anónimos que nos tomemos las cosas con lógica serenidad y coherencia, con honestidad y paciencia, en la absoluta seguridad que de esa manera la verdad y la honradez se impondrán como necesarias virtudes humanas y no solo como el estribillo de una canción olvidada y que el día de mañana nuestros hijos y nietos gozarán de una sociedad mas justa y equilibrada donde todos tendrán acceso al trabajo bien remunerado.

Potenciar las relaciones humanas. Conversar. Charlar. Hablar. Expresarse. Decir cosas. Comunicarnos con la palabra. Despreciar en lo posible las nuevas tecnologías de guasap y feisbuk si podemos decirnos cosas cara a cara y mirarnos a los ojos. Y lo digo porque el día de mañana, no dentro de muños años, los neurólogos nos dirán que para frenar las demencias seniles vasculares y el Alzaheimer lo mejor es que nos relacionemos, hablemos y discutamos y que nos esforcemos en estrechar los lazos familiares y afectivos al máximo posible y sin límite de edad, nunca apartando ni obviando a nuestros mayores por muy abuelitos que parezcan.

Tener ilusiones e inquietudes. Sin demagogias por favor. Desde hacer punto de cruz hasta construir cohetes con envases de refrescos. Hagamos lo que nos salga de las manos… o del cerebro. Leer, pintar, escribir, meditar, hacer yoga o taichí, meditación trascendental o adoración nocturna, filosofía o metafísica. Actuar y disfrutar. Aprender mil cosas. Enseñar lo que sabemos. Darnos a los demás y disfrutar con ello. Recuerdo cuando de niño nos animaban en mi colegio de los Jesuitas (Portacoeli) a ir a los asilos a ayudar a los ancianos y la gran felicidad que esos días nos proporcionaban. Recuperemos ese espíritu de la infancia altruista e inocente. Seamos felices haciendo felices a los que nos rodean.

Amar señores, amar.


Feliz año nuevo.

Diciembre de 2014

Ya en la cama escuchando con los cascos -porque si nó no escucho valga la redundancia de los noes seguidos - en Spotify a Sabicas tocando la guitarra o a quien me de la real gana y escribiendo sin pensar en grandes cosas tan solo dejándome llevar por mis dedos en el teclado aunque me gustaría poder escribir sin apretar teclas sino solo pensando y que las letras salgan solas una detrás de otra formando frases o hablando y grabando y que se escriba en la blanca pantalla todo lo que pienso no eso no todo lo que digo porque si aparece escrito lo que pienso para que queremos más.

Dice patxiandion que le está doliendo una pena y se tiene que callar pues yo creo que a todos nos pasa un poco lo mismo que nos duele una pena penita pena y nos aguantamos unos mas y otros menos. Yo por lo menos de vez en cuando me gustaría dolerme en la boca de riego como los toros bravos sin doblar y sin abrir la boca pero eso es tela de difícil porque no nos dan la oportunidad siquiera de ser toro bravo, solo nos dejan ser borregos o terneros que vamos al matadero sin rechistar como han ido muchos hombres buenos e inocentes por culpa de otros hombres no tan buenos ni tan inocentes sino muy asesinos criminales hoy mismo basta con abrir el periódico escuchar la radio o ver la tele para quedarnos pasmados y aterrorizados de la maldad que hay por todas partes y no me digan que son cosas de locos que yo conozco a los loquitos y son mas buenos que que.

Ahora escucho un ritmanblus cojonudo de Jonny Lang que se llama Santa Claus is Back in Town que quiere decir que ha vuelto a la ciudad el bueno de Santa Claus que es  el que le trae los juguetes a los niños americanos en una carreta tirada por renos y creo que se los deja por las chimeneas supongo que a los que tengan chimeneas a los que no pues se los dejara a la vera del árbol de navidad con las bolitas de colores y los adornos de los paquetitos y esas cosas con las luces y demás los americanos son muy de gorritos colorados y barbas blancas esa costumbre ya está casi implantada en España y ya mismo tenemos a los tres reyes magos montados en un reno cada uno en vez de en un camello o dromedario que todavía no me acabo de enterar del lío ese de las jorobas una el camello y dos el dromedario me parece aunque son los dos igual de raros lo mismo que los renos que los confundo con otros cuadrúpedos como los alces o algunos así con cuernos grandes y cara de burros padres como algunos que yo me sé. Sin señalar, eh?

Me gusta escribir así al tuntún sin decir cosas serias ni trascendentes porque es como dejarse llevar haciendo el muerto en la orillita del mar en medio metro de agua con los ojos cerrados y dejando que la marea te lleve adonde quiera y las olas suaves te den vueltas y te despistes y aunque intentes orientarte por el sol en la cara y las olas al cabo del rato cuando abres los ojos nunca estas donde crees estar pero siempre estas cerca de la orilla algunas veces hasta te roza el culo con la arena y te espabilas y otras veces llega una ola grande y te entra el agua por la nariz y te tienes que levantar un poco aturdido pero relajado y feliz.

El otro día una amiga paciente me dijo un frase que me encantó dijo menos mal que la navidad es solo una vez al año y yo tuve que dar la razón porque a mi estas fechas me alteran un poco con tanto celebrar que se yo lo que se celebra en realidad ni por que se gasta tanto dinero en regalos con lo malamente que esta la cosa yo lo único que comprendo y me gusta muchísimo y sobre todo ahora que tengo a mis nietas es el día de la cabalgata de los reyes magos y la cara de felicidad de los chiquillos viendo tantas carrozas llenas de ilusión y de magia y alegría que lastima que solo dure unos pocos años yo creo que los reyes deberían existir de verdad sobre todo para los niños que mas lo necesitan y para sus familias ojalá.

A mi no me importaría vivir en un mundo que un año fuera mucho mas largo y que hubiera dos primaveras dos veranos a lo mejor incluso dos otoños pero un solo invierno con su navidad correspondiente y que los veranos fueran agradables y las primaveras suaves los otoños lluviosos como tiene que ser y el invierno frio y con nieve pero una vez al año nada mas por ejemplo primavera verano otoño primavera verano otoño invierno y así una y otra vez y que un año tuviera veintiun meses por lo menos así todos viviríamos lo mismo pero con menos navidades en nuestros cuerpos que la navidad desgasta mucho con tantas comilonas y tantos gastos y tantas fiestas que parece que esto no va terminar nunca pero pondría una cabalgata de reyes extraordinaria para que los niños tuvieran ilusión dos veces al año una en invierno y otra en primavera que llegaran los reyes antes de las vacaciones de verano montados en camellos si quieren pero con ropitas frescas estampadas y gafas de sol y sus gorros de paja y sus chanclas y sus sombrillas de colorines no me digan ustedes que no sería guay del paraguay.

Bueno pues me voy a dormir que es muy tarde y mañana será otro dia de esta navidad que todavía no ha comenzado pero que ya estoy desenado que llege el día de la cabalgata y del rosco de reyes y el chocolate y luego ponerme a dieta estricta y a perder los kilos que estoy almacenando almadesayunando y almaalmorzando. Yo me entiendo.

FELIZ NAVIDAD.

El pequeño Nicolás

Ya desde niño aparece dando la cara y chupando cámara en algunos reportajes de la televisión. Se le ve colocandose enfrente del objetivo como si le fuera su corta vida en ello hasta que el reportero se fija en él y lo enfoca. Entonces el niño se transforma en una gran sonrisa de complacencia y de felicidad por el triunfo conseguido y responde a las preguntas del reportero con voz engolada y demasiado falsa para su corta edad. Ya parecía un impostor.

Me lo imagino como un niño sin niñez y un joven sin juventud, tan solo coleccionando fotos de si mismo al lado de algún famoso, si es de la política mejor que mejor. No tiene amigos, pero va reuniendo datos de conocidos, anotando sus teléfonos, sus direcciones, sus preferencias, sus aficiones…

En la difícil edad de la adolescencia no parece que le guste mucho la compañía de mujeres salvo si les sirven de gancho o señuelo para cazar alguna presa difícil de conseguir: el hijo de algún famoso político o empresario de éxito, algún joven delfín del partido, un alcalde prometedor…

No pierde mucho tiempo con los estudios y prefiere afiliarse al partido político que considera mas pija y con más proyección social, así pasa a formar parte de las juventudes populares y consigue ser introducido en la FAES así tiene mucho mas fácil retratarse una y otra vez con todos los políticos  del partido, ya sea con selfies o colandose en la fotos colocandose por detrás como si de verdad formara parte del grupo en decenas de actos, conferencias y cocteles. Esa afición de fotografiarse con los que considera importantes se ha convertido ya en una obsesión imposible de controlar, sueña con hacerse fotos hasta con el Rey de España…

En 2011 se matricula en Derecho en CUNEF, pero no asiste a clases, su objetivo sigue siendo “ser alguien importante” o por lo menos aparentarlo. Comienza entonces una enloquecida vida impostada, y apoyandose en los cientos de fotos que tiene junto a políticos y personas conocidas, va construyendo fabulaciones y delirios  megalómanos. Así comienza a hacerse pasar por agente del CSID, por intermediario de importantes políticos y empresarios que le encargaban misiones delicadas de intermediación, por conseguidor de grandes contratos ante empresarios ávidos de contactos en el Gobierno, por asesor del altas personalidades, por recadero real…

Sin duda a engatusado a varios empresarios y políticos que le han abierto sus casas y prestado su confianza. Esto solo le ha servido a Nicolás para aumentar su patológica y perturbada personalidad o personalidades, haciendo que en su mente vayan creciendo como reales confabulaciones y episodios que él enrevesa y alimenta para que parezcan cada vez más tortuosos e incomprensibles, y solo el tiene la solución y la verdad… un delirio patológico que puede terminar en personalidad esquizoide.

Ha actuado como un impostor representando a grandes empresas y al parecer ha intentado sobornos económicos, se ha inventado reuniones de negocio inexistentes, consigue que escoltas y policias lo lleven de viaje a Galicia en coche oficial para reunirse con “un alto cargo de la Nación”, y hasta es invitado a la Coronación de Felipe VI, donde se le ve pegandole un cabezazo al Rey con una enorme sonrisa de satisfación, casi orgásmica. Ha realizado su sueño.

Si ha esto le unimos el afán de las televisiones privadas en remover cualquier asunto por banal que sea y presentarlo como si fuera lo mas grave para el pais que puede suceder, pues ya tenemos creado un culebrón –realitichou- que va a durar lo que las teles quieran que dure mientras tenga audiencia este iluso jovenzuelo al que le están dando el mismo trato que le dan a los “juguetes rotos” tipo Belen Esteban y similares… personajillos de usar y tirar al cabo del tiempo, cuando no aporten audiencia pero dejándolos maltrechos de por vida…

Por su salud mental, espero que todo esto dure lo menos posible y este chaval sea tratado como lo que es: un joven de veinte pocos años que lo que debería de estar haciendo es estudiando, jugando al futbol y saliendo con gente de su edad.




Mi Santoral


San Gregario: Santo muy dado a agruparse con otros compañeros divinos para practicar ciclismo y ayudarles a llegar los primeros a la meta celestial.

San Cochado: Santo mexicano algo simple e inmaduro, falto de un hervor, poco hecho.


San Son: Santo extremadamente fuerte de larga melena, forofo de los ritmos cubanos.


San Itario: Santo con especiales cualidades curativas al cual se le atribuye el descubrimiento del retrete y del bidé.



San Dokan: Santo malayo que comenzó dedicandose a la piratería en los mares de Borneo y acabó en Andalucía donde fue elevado a los altares por sus dirigentes.



San Dunguero: Santo sudamericano lleno de gracia. Y de grasia y salero y de arte del bueno. Era muy aficionado al baile cuando salía en Procesión.


San Dalio: Santo cristiano torturado en Córdoba, el cual fue capturado por Diocleciano debido al calzado veraniego que usaba que no le permitía correr con soltura.

San Guijuelo: Santo varón eremita de un serrano pueblo salmantino que solo se alimentaba de absorver los jugos a productos derivados del cerdo que allí criaban.

San Deces: Santo muy dado a decir paridas y estupideces… del cual yo soy muy devoto, como pueden ustedes observar… 

El Remordimiento

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.

Los defraudé. No fui feliz. Cumplida
no fue su joven voluntad. Mi mente
se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.

Jorge Luis Borges escribió este poema en 1975 tras la muerte de su madre.  Es una poema muy complejo y difícil de entender para mi.

En él, el poeta se lamenta o quizás siente remordimientos ya que su vida hasta entonces "se aplicó a las simétricas porfías del arte, que entreteje naderías", es decir se había dedicado a escribir y a filosofar, creía haber cometido "el peor pecado que un hombre puede cometer": "no fui feliz". Y por eso parece que abomina de toda su obra: "Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados".

Utiliza el concepto de "Felicidad" en un contexto de tristeza y pérdida de su madre. Difícil decisión.

En realidad Borges es consciente en ese momento de que sus padres "lo engendraron para el juego arriesgado y hermoso de la vida.." pero no cumplió la voluntad de sus padres. ¿No fue valiente? Se sentía desdichado.

A partir de ese momento y hasta 1986 en que murió, no paró de viajar por todo el mundo, yo creo que buscando tierra, agua, aire y fuego... ¿Fue entonces más feliz?

Para mi Jorge Luis Borges es un genio que me abre cada día una puerta distinta para aprender yo a ser feliz.






Hágase la Luz

No se como llegué hasta allí, hasta aquel pasillo oscuro, pero supongo que eran los días de mis primeros pasos sin ayuda de mi tata y supongo que escapé de un cuarto iluminado hasta el corredor que conducía al dormitorio de mis padres. Estoy seguro que ese es el primer recuerdo de mi vida. Tenía menos de dos años.

El sentimiento que recuerdo ahora lo catalogaría de miedo, pero sé que entonces experimente angustia durante unos segundos por primera vez en mi vida. Al final del corto pasillo en penumbras se recortaba iluminada la tranquilidad donde se escuchaban las voces relajadas de mis padres y las risas de mis hermanas gemelas. Haciendo un esfuerzo por no caer anduve aquellos pocos metros tambaleandome, sin llorar pero asustado. Sé que en cuanto aparecí en la luz cesó mi angustia y al momento estaba en la cama de matrimonio entre mis padres, seguro, tranquilo y a salvo.

¿Tenemos en nuestros cromosomas genes que nos hagan sentir durante la infancia miedo a la oscuridad? Es posible que así sea, un instinto de salvación ante lo desconocido, ante las alimañas que se ocultan en la espesura de la noche. ¿O es un sentimiento adquirido desde el nacimiento “gracias” a las advertencias de los padres (y de las tatas en mi caso)? Si a un niño de meses que empieza a gatear y a explorar su mundo cercano se le atemoriza con la oscuridad para tenerlo a la vista siempre, no es improbable que con uno o dos años cuando da sus primeros pasos y se enfrenta de repente a las tinieblas le suceda lo que yo sentí aquel día. ¿Genético o adquirido? Probablemente ambas causas.


Lo que si os puedo asegurar es que ahora a mis cincuenta y ocho años conservo un miedo ancestral a la oscuridad que me produce angustia verdadera. Duermo siempre con la persiana subida, suelo dejar lámparas encendidas por si tengo que moverme por la casa de noche, y si entro en una casa a oscuras me apresuro por encender luces e iluminar mi ámbito. En la ausencia de luz estoy completamente inseguro e inquieto. La luz me calma y me da seguridad.

Hágase la Luz.

Daño social

El cerebro humano funciona de forma diferente al resto del organismo. El entramado neuronal en forma de red tridimensional que forma una nuez de billones de células no solo funciona como un “superórgano” muy superior al mejor ordenador conocido sino que es capaz de fabricar sensaciones físicas complejas a las que llamamos “sentimientos” los cuales nos producen síntomas físicos muy abigarrados y complejos: tranquilidad, alegría, placer, tristeza, inquietud, dolor, etcétera. 

La neurobiologia cerebral se regula por el equilibrio preciso de distintos mediadores químicos: serotonina, dopamina, adrenalina, ácido glutámico, melatonina y otros… unos nos relajan y otros nos preparan para la lucha y el estrés cotidiano. 

La carga genética favorece a unos o a otros, por eso hay temperamentos nerviosos o tranquilos. Nuestro cerebro se comunica con el mundo exterior por los órganos de los sentidos y responde a los estímulos externos de manera eficaz y coherente a nuestra edad, entorno físico, condicionamientos conductuales aprendidos y experiencias previas. No todos reaccionamos igual si pierde nuestro equipo de futbol o si sentimos un dolor de muelas. Quiero decir que los factores externos sociales, laborales y personales hacen que se segreguen más o menos estas sustancias cerebrales.

Desde hace años atiendo en mi consulta cada mes a mas personas que sin tener enfermedades orgánicas padecen síntomas físicos producidos por un desequilibrio de estos mediadores cerebrales que les hacen sentir diversas aflicciones que interpretan como signos de alarma de patologías graves: palpitaciones, opresión de pecho, falta de aire, dolores de cuello, mareos, dispepsias, colitis y otros síntomas diversos y variados. Son los llamados trastornos psicosomáticos. Y casi todos los pacientes que lo padecen tienen en común un alto grado de estrés no bien gestionado que con el tiempo se convierte en un estado de angustia y temores infundados. Es la causa mas frecuente de ansiedad.

Y yo me pregunto: si cualquier problema laboral con cierta repercusión económica puede tener un efecto psicosomático sobre una gran mayoría de personas normales y corrientes, que sufren estrés, ansiedad o animo deprimido y que tal vez precisarán asistencia médica o psicológica originando absentismo laboral, gastos sanitarios, etcétera… ¿que va ocurrir en los próximos meses dada la gran alarma social que se está creando a la vista de las noticias de la corrupción generalizada? 

Creo que estos desalmados protagonistas de corruptelas no solo tienen una responsabilidad con la Justicia o con Hacienda sino también debemos hacerlos responsables de socavar los “pilares básicos de la sociedad”: la salud psicosomática de los ciudadanos que nos indignamos y nos llevamos un sofocón cada vez que nos enteramos de otro “caso” de dilapidación del dinero que tanta falta nos hace para llegar a fin de mes –esto parece el cuento de nunca acabar-  y la mala, malísima, educación que con su ejemplo están dando a la juventud. 

Y este delito nunca prescribe, señores míos corruptos... ni aunque se lo lleven ustedes a Andorra…


Justicia por favor.

En estos últimos meses se suceden noticias cada vez mas repetidas de hechos presuntamente delictivos –ocurridos desde hace años hasta hoy mismo- que están siendo investigados por los jueces con actuaciones policiales a gran escala contra las tramas urdidas casi siempre por políticos o expolíticos indecentes, empresarios sin escrúpulos, sindicalista de pacotilla, financieros y banqueros hipócritas e intermediarios mangantes incluidos algún que otro juez con afán recaudatorio extraordinario. Corrupción a todos los niveles con el supuesto trasfondo de los dos grandes partidos políticos como beneficiarios finales de gran parte de los dineros estafados a todos los españoles.

Repetición de noticias de corrupción donde se habla diariamente de los millones de euros que desaparecen en manos de unos y de otros o que aparecen de pronto en paraísos fiscales, mientras a la mayoría de los españoles decentes les duele el bolsillo para llegar a fin de mes, para pagar los impuestos, la hipoteca, la luz, el gas, el agua y hasta los panes para dar de comer a sus hijos.

Esta división de los ciudadanos entre una élite de personas con acceso a grandes sumas de dinero que son los responsables de crear riqueza y trabajo pero lo que hacen es enriquecerse al parecer de manera ilegal, y por otra parte una gran mayoría de ciudadanos honrados que estudian, trabajan o buscan trabajo, colaboran, pagan los impuestos y las hipotecas, se aprietan el cinturón para educar a sus hijos, para ser solidarios, para cumplir las obligaciones cívicas, digo que esta dualidad de ciudadanos de élite del grupo A y los mayoritarios ciudadanos normales del grupo B, está creando en la sociedad un malestar soterrado, una indignación persistente que se va cronificando en desconfianza contra los que consideramos los responsables – los políticos y financieros corruptos- y en absoluto desprecio a las personas ya condenadas por estos crímenes económicos y sociales.

Pero la cuestión mas grave a mi modo de ver es la pérdida de la confianza no en las personas sino en las instituciones.

¿Son los políticos honrados? Por supuesto que sé que existen en las cumbres flores de edelweiss puras e inmaculadas tanto rojas como azules. Pero me refiero a que si la gran mayoría de ellos cumplen con sus obligaciones no solo profesionales, sino también éticas y morales consigo mismo y con todos los españoles que son los que les hemos dado confianza para representarnos. No basta con no ser cómplices. Porque me niego a creer que en un partido político no se conocieran casos corruptos tan sonados como el de los ERE en Andalucía (“cuatro golfos…”) o el de Gurtel y Barcenas… solo por poner un ejemplo. Muchos de nuestros representantes políticos son culpables de la situación creada por omisión de denunciar y por mirar para otro lado. Por seguir las consignas partidistas y ser cooperadores necesarios.

¿Son los bancos responsables de la situación económica? Cuantos ejemplos quieren ustedes que les cuente de actuaciones indecentes de la banca contra indefensos ciudadanos? El ejemplo de las acciones “preferentes” bastaría para meter en la cárcel a unos cuantos. Las claúsulas hipotecarias abusivas, los cargos indebidos, los intereses ilícitos a sabiendas… todo en contra de los que menos tienen y mas soportamos la presión fiscal y los efectos de la crisis… creada por ellos.

¿Alguien se fía hoy día de un alcalde, de un concejal de Urbanismo o de un político municipal que en pocos años pasa de la nada a los cochazos, casoplones, barcos, fincas, etcétera…? ¿A todos les han tocado los cupones o la lotería?

Esto se esta acabando y ellos lo saben. Y como lo saben han emprendido una huida hacia delante cargados de cientos de millones de euros camino de Andorra o de otros paraísos fiscales. Están saqueando a España. Nos están robando a los españoles decentes.

Justicia por favor.


Novela 1.

Muestra del primer capítulo de una novelita que empecé hace muchos años para ver si me animáis a terminarla...
Gracias por vuestra sincera opinión.

El ayudante de detective.

Capítulo primero

1. Miercoles.

El agua caliente en su punto con su chorrito de gel barato con olor a cine de barrio. El cuarto de baño iluminado por la roja luz de poniente del otoño sevillano. Sobre la tapadera del retrete descansa la radiocasete donde suena el primer movimiento del Concierto de Violín de Tchaikoski. Me sentía en las glorias, bien abrigado por el calor del espumoso líquido, absorto y enfrascado en un articulo de El País Semanal acerca de Graham Green y sus viajes cuando era algo así como un espía, y entonces de repente el teléfono empezó a timbrar y me sobresalté. Otra vez había olvidado traerlo conmigo.
No puedo dejar sonar un teléfono, es algo superior a mis fuerzas, cuanto más lo dejo sonar más estridente y más insistente me resulta su chillar y mas me refuerza ese sentimiento de ansiedad larvada que arrastro desde niño porque creo que siempre me van a dar una mala noticia y debo responder lo antes posible. Me incorporé lleno de espumas, me envolví muy mal en mi toalla de baño verde oliva y salte corriendo a toda pastilla desde la bañera a la salita-comedor-entrada-cocina con la esperanza de llegar antes de que dejara de sonar. Resbalé tres veces pero lo conseguí. Era Tomas Eizaguirre.
“Hola chico, como estas” -sin dejarme responder- “tengo un trabajito para ti, muy sencillo, lo haces en tu tiempo libre, como siempre, esta chupado, una tontería, bien pagado, y lo terminas seguro en dos o tres días, no te quiero quitar tiempo de estudio, ya lo sabes, vale, pues te acercas por aquí cuanto antes y te lo explico, dinerito fácil, te espero dentro de una hora, ¿vale?”… y colgó.
Como ya sabía que no me dejaría hablar me mantuve en silencio mientras observaba el reguero de agua que había provocado en el corto pasillo que une el cuarto de baño hasta la salita donde me encontraba. Cuando terminara de bañarme aprovecharía para pasar la fregona, que falta estaba haciendo.
Era Tomás el fundador, mayor accionista, director y detective jefe de una empresa pionera en Sevilla, Detectives Meison, con antigüedad y fama suficiente de orden y seriedad. Una despacho costeado en un buen barrio, la oficina con accesos discretos, publicidad la justa, personal de confianza y empleados eficaces: varios detectives licenciados y algunos becarios, discretos abogados y economistas colaboradores todos trabajando en amplios y cómodos despachos llenos de pantallas y de los últimos adelantos informáticos. También trabajabamos para él algunos ”investigadores” que no teníamos ordenadores ni tarjetas de presentación. Yo era uno de ellos.


Si os preguntáis porqué un estudiante de sexto curso de Medicina, ya con veintiséis años, colabora con una Agencia de Detectives, tenéis todo el derecho del mundo. Es un tema difícil para él y para mí, no hablamos de eso. Tomás era (fue) amigo -muy amigo- de mi padre, aunque se puede afirmar que tenían profesiones “encontradas”… hasta que mi padre murió.

Debemos

Esta claro que esto no puede seguir así. El nivel de corrupción –el que conocemos hasta ahora- que se ha producido en España en los últimos lustros es intolerable e insoportable social y económicamente. Y no digamos jurídicamente, pero eso nunca se sabe, pues la mayoría de estos robos delictivos y criminales quedaran a lo peor en noticias periodísticas tan solo por la cara bonita de los ladrones…

La corrupción esta infiltrada como un virus contagioso que enferma y deja sin defensas a todas las instituciones, va socavando el Estado de Derecho hasta convertir a un país que debería ser sólido y estable en un apulgarado y ruinoso nido de ladrones.

Yo no sé si Podemos o no Podemos acabar con la corrupción generalizada y tolerada, pero lo que si sé es que Debemos intentarlo con todos los medios que disponemos las personas decentes. Decente significa “Honesto, Justo, Digno, que obra dignamente, conforme al estado o calidad de la persona…”

Debemos exigirle a los ciudadanos que optan por dedicarse a la política, la banca, la empresa, que sean Decentes y se sometan periódicamente a los mecanismos de control de decencia que implique su cargo público.

Debemos exigir decencia empezando por la Casa Real, escaparate de España ante el mundo y que debe ser ejemplo de limpieza y de transparencia para todos.

Debemos velar por la limpieza, imparcialidad e independencia del Poder Judicial y sus Tribunales de Justicia, sin que estén contaminados por las apetencias y veleidades de los políticos sucios y partidistas.

Debemos hacer una verdadera regeneración democrática en el Parlamento donde se sientan cada día políticos imputados por corrupción- eso sí, cobardemente aforados- y muchos sospechosos de delitos graves.

Debemos desenmascarar la corrupción de todos los Partidos Políticos tanto en su financiación como en el descontrol de los gastos internos y el enriquecimiento ilícito de sus afiliados, asesores, consejeros y otros cargos inventados para burlar dineros de los contribuyentes a sus propias cuentas corrientes.

Debemos cerrar para siempre todos aquellos Consejos Consultivos, Asesorías Técnicas, Observatorios, Oficinas, Agencias, etcétera que no son sino chiringuitos montados para cerrar bocas y pagar favores a los políticos excedentes con el dinero de todos los españoles.

Debemos desmantelar de una vez la corrupción de las Autonomías -empezando por la nuestra, por Andalucía, autentico nido de urracas desde hace años- que han creado un régimen clientelar más parecido a una mafia siciliana que a un sistema político democrático.

Debemos desenmascarar y poner al alcance de los jueces a los corruptos que se esconden detrás de las siglas y de los carnés de los partidos políticos, esos que se sientan en los sillones de todos los Ayuntamientos y Diputaciones con el único objetivo de robar y enriquecerse.

Debemos desmantelar el Sistema Bancario actual por injusto y atrabulario, donde se perdonan miles de millones a los mas ricos y se desahucia por unos cientos de euros a los pobres.

Debemos acabar de inmediato con las cláusulas abusivas e injustas en los contratos hipotecarios y de préstamos que empobrecen cada día mas a los pobres y enriquecen a los ricos.

Debemos controlar y sacar de los Consejos de Administración de las grandes Empresas (Ibex, etc) a los “políticos profesionales” y a los banqueros, pues esa practica demencial tan solo consigue encarecer cada día mas la luz, el agua, la gasolina, el gas… y enriquecer mas a los ricos.

Debemos impedir que los “empresarios” explotadores y delincuentes se vayan de rositas con el dinero de las personas decentes, denunciando ante los tribunales competentes sus injusticias.

Debemos exigir una política fiscal mucho mas justa y transparente donde paguen mas lo que mas ganan, no los que menos esconden…

Debemos exigir que se cumpla una política de pensiones a los mayores basada en las necesidades reales de quienes están en el otoño de sus vidas. Los jubilados no deberían tener carencias económicas en vivienda, salud, alimentos, compañía…

Debemos conseguir que la educación de nuestros hijos sea excelente y sin comisarios políticos adoctrinadores.

Debemos exigir que cada español profese en privado la religión que quiera, siempre que no coarte las libertades individuales.

Debemos poder exigir que se cambie la Constitución siempre que se vaya quedando obsoleta y anticuada… como ahora…

Debemos… etcetera…


Otoño médico.

Y cuando llega el otoño a la ciudad también llega a mi consulta. Tengo pacientes otoñales a los que cuidar en esta época del año con especial atención.

Parece que los días se acortan en las vidas de los mayores de manera diferente. Me refiero a que el otoño afecta a todas aquellas personas que nos fijamos en las luces y en las sombras de cada día. En los amaneceres y en los ocasos. En la calidez del sol a media mañana o en la frialdad del viento a media tarde. Por eso el tiempo que pasa por nosotros y nos hace cada vez mas viejos va desajustando los termostatos corporales, los va oxidando quizá y va fundiendo sus cables y ya no somos capaces ni capataces de reajustar las calores y los frescos para sentirnos cómodos. 

Igual pasa con las emociones básicas a ciertas edades. Un día soleado se vive diferente que un día gris y lluvioso. Ni mejor ni peor para nosotros los de mediana edad -presunción por mi parte- pero las personas mayores sí notan bastante esas diferencias tanto de termómetro como de aspecto, de luz, de brillo, de tonalidades...  que pueden afectar al estado de ánimo de una persona que se enfrenta a los últimos y amenazantes otoños de su existencia. Por eso es muy importante atender bien a nuestros mayores en estos cambios de estación. Nos necesitan más que nunca.

Se acortan las horas de sol y se vive mas en la penumbra de las luces eléctricas. Luz artificial. El hipotálamo se equivoca y manda señales de sueño a deshoras. Se adormecen los abuelos por las tardes y se despiertan equivocados por la madrugada. Y eso produce malos hábitos de sueño que los médicos intentamos equivocadamente solucionar con pastillas absurdas para reconciliar el sueño con una hora determinada. Cuando vamos siendo más mayores dormimos de forma diferente, dependiendo de muchos factores, patologías previas y medicamentos obligados. Nunca abusar de medicinas para dormir a los ancianos. 

Hay que dejarlos vivir a su aire.

Por eso me gusta tanto hablar con las personas mayores y que me cuenten sus inquietudes y desazones. Me gusta escuchar y a ellos les encanta ser escuchados. Me relajo y dejo de teclear para comprender que es lo que me quieren decir, lo que les preocupa y lo que vienen buscando al venir a mi consulta. Muchas veces sus familiares y acompañantes toman la voz cantante como si ellos -los abuelos- fueran mudos o tontos. Yo me dirijo siempre a los pacientes personalmente y les animo a explicarse tranquilamente. Siempre me salgo con la mía. 

Me cuentan tan tranquilamente sus temores. Temen ser una molestia para los demás. Temen ser una carga económica. Temen hacerse mas viejos y dar la lata. Temen tener dolores y quejarse. Temen quedarse solos. Temen a las noches largas y frías. No creo que teman excesivamente a la muerte.

Este estrés del anciano -sano o con patologías orgánicas- se puede convertir en ansiedad y en depresión si no es convenientemente escuchado y racionalizado. Escuchar y hablar con los "abuelos" es la mejor medicina que podemos administrarles. Y muy barata.

Soy partidario de usar las menos medicinas y pastillas posibles. No solo con los mayores, sino siempre. Pero con los mayores lo cumplo a rajatabla. Tiendo a restarles medicinas en vez de a sumar y casi siempre agradecen el reajuste de píldoras. Y si las quitamos todas mejor que mejor. 

Hoy día gran parte de las patologías del paciente anciano precisan escasos fármacos y cada vez estoy más convencido que la medicina natural es la apropiada para estas personas provectas. 

Intentar domeñar a la Naturaleza no tiene sentido alguno.

Pan y vino, marcelino...

Otoño 2014

Ha llegado el otoño como llegan las estaciones de los trenes. En orden y esperadas. No me aflige a mi este otoño tan inoportuno por inesperado. Esperaba que el verano me llegara refulgente y trémulo hasta noviembre, pero me conformo con estos días tan desiguales de luces y de termómetros. Grises sobre azules y ocres. Naranjas sobre blancos a la caída de la tarde en mi ciudad donde las palomas se hartan de volar hasta aburrirse y acostarse en las palmeras comidas por el escarabajo.

Nubes de agua y chaparrones saludables. Viento fresco y sol caliente. Huele a tierra mojada en los parques y jardines. Y por la noche un grillo despistado se deja oír en el silencioso rumor de la ciudad.

Duermo con sueños de verano. Me atrapan las sábanas que desacostumbro. Y un cuerpo cercano y cariñoso se enrosca en mis piernas buscando el invierno que no ha llegado. Felicidad.

En los periódicos mienten los de siempre mientras yo me dejo engañar con una sonrisa de la mona lisa. En la radio del coche los pseudoperiodistas intentan hacerse los graciosos como si les pagaran por contar chistes en vez de informar con seriedad. En la tele sigue Belen Esteban ahora en pugna peleona con Jordi Pujol y su prole robacarteras. El estado islámico mata cada semana a un europeo degollando en directo. El Real Madrid y el Barcelona hacen que los orgasmos de muchos españoles sean más deportivos que nunca. ¿Las españolas lo consienten?

Un depredador pedófilo es detenido entre manifestaciones de júbilo social. Es reincidente. Como era de esperar.

Gallardo Gallardón se baja del barco antes del naufragio colectivo. No quiere tener cargos de conciencia. Rajoy si, no le importa pecar a lo grande con tal de ganar votos. Rajoy y yo nunca viajamos en el mismo barco, ni siquiera por el mismo mar.

Un espeleologo esta atrapado y herido en una cueva remota y no puede salir por sus propios medios. Los compañeros van a rescatarlo. Eso es Religión para mi. Espero que cuando yo este hundido y fracturado mis amigos vayan a buscarme y a sacarme a flote. De momento, un saco de cemento...

Cataluña se quiere emancipar del Estado Español. La única posibilidad que tienen para lograrlo es declarándonos la guerra y ganándola. Eso es lo que pasó hace no muchos años con Gibraltar. Pongamos muertos sobre la mesa de negociación. Este Más lo está deseando. Acordaros de la ETA.  

La política es una asquerosidad del comportamiento humano, una lacra pestilente, como un eructo o un peo. Si señores, eso pienso.

El otoño....

PD: .......................... el mundo cada vez gira mas aceleradamente...................? O soy yo?


Asesinos natos

La muerte en directo retransmitida por las redes sociales de dos periodista americanos ha soliviantado a la “opinión pública”. Dos inocentes degollados friamente por un asesino que en este caso actúa en nombre de una facción del terrorismo islamista más radical. Nos explica el verdugo en el video que son ejecuciones por motivos religiosos y políticos. En la guerra que nos han declarado los terroristas del ahora llamado Estado Islámico de Irak y Levante desde hace ya decenios, estos dos asesinatos solo son dos gotas de agua. Forman parte de ejecuciones tan sonadas como el 11-S en Nueva York y el 11-M en Madrid y otros muchos atentados contra civiles inocentes en otras partes del mundo. Porque matar es fácil. Y una vez que uno se busca un buen pretexto o justificación entonces es más fácil todavía.

Las Guerras son un buen móvil –motivo, escusa- para asesinar a inocentes sin que estas muertes se les apunten a alguien en particular. Son los llamados efectos colaterales. Véase lo ocurrido estos días pasados entre el ejercito de Israel y los Palestinos de Gaza. Pero estos casos son “pecata minuta” en comparación con las grandes masacres que han sucedido en los últimos años delante de nuestros ojos y todos hemos mirado para otro lado… como no salían las imágenes en You Tube pues no nos removían las entrañas, ¿no?..

Solo en el siglo XX estoy seguro que han muerto muchos mas inocentes en injustificables guerras por motivos “políticos” y “religiosos” de lo que cualquiera de nosotros se puede imaginar. ¿Cuantos inocentes soldados y civiles murieron en la llamada Primera Guerra Mundial? ¿20 millones de “seres humanos”? ¿A cuantos se cepilló posteriormente el asesino genocida llamado Stalin? Se calcula que a unos 10 millones de personas. 

Y lo que sucedió en Alemania con Hitler y los judíos clama al cielo: 6 millones de asesinados en las cámaras de gas y campos de concentración. Y todo el pueblo alemán fue cómplice y testigo mudo de lo que estaba sucediendo y prefirieron mirar a los uniformes almidonados de las SS y a los pelos rubios de los arios de los cojones mientras se cargaban a los judíos y a los gitanos por la cara.

¿Y en la Segunda Guerra Mundial? Si, la de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki. ¿Y la guerra de Vietnam con el NAPALM y los productos químicos? Asesinatos a sangre fría de hombres mujeres y niños inocentes. Y los asesinos tratados como héroes.

Y las decenas de guerras “menores” entre personas de la misma raza, entre paisanos, que se han matado con odio y saña entre ellos por motivos religiosos, políticos o territoriales. Las “guerras” de Los Balcanes en la antigua Yugoeslavia y el intento de aniquilación del pueblo Bosnio. Las guerras crónicas de Chechenia, Ucrania y Rusia, donde solo mueren civiles desarmados. Lo de Camboya y el asesino de masas enloquecido Pol Pot; las masacres de inocentes en Laos, Birmania, Corea del Norte, dictaduras militares donde se asesina impunemente según el capricho del dictador de turno.

Y no me olvido de Africa y de los miles de criminales que han fomentado el exterminio de pueblos enteros cometidos en cientos de guerras absurdas y sin pies ni cabeza, como el genocidio de los Tutsi a manos de los Hutus. Los sanguinarios reyezuelos que fomentaban guerras tribales en Uganda, en Zaire, en Liberia, en Burundi, en Sudán, en Africa Central, en Angola, Etiopía, Biafra… ¿Cuántos muertos contamos o no hemos contado porque miramos a otro lado?

Las demoledoras dictaduras militares de Chile con el déspota Pinochet y de Argentina con los “vuelos de la muerte” del asesino Videla. Los terroríficos regímenes corruptos y criminales que masacraron a ciudadanos sin ton ni son como ha ocurrido en Guatemala, en Haití, en El Salvador, en Colombia con las FARC, en Nicaragua… Miles y miles de inocentes ejecutados cada día.

Y no tenemos ni idea de lo que ha ocurrido en China durante los decenios de oscurantismo y represión de Mao Tse Tung y sus descendientes. ¿Cuántos millones de personas habrán sido torturadas y asesinadas por nada? ¿Cuantos niños habrán muerto de hambre? Aun se ahorca en público en China a los condenados por motivos políticos.

Las guerras que se mantienen ahora mismo en Siria, Irán, Irak, Afganistan y otras zonas de Oriente Medio, tan solo tienen el objetivo de instalar un Estado Islámico fuerte y poderoso para poder continuar desde mas cerca la guerra que nos tienen declarada a Occidente, para mi la Tercera Guerra Mundial.

Nos quieren matar a todos, que lo sepan ustedes… no solo a esos dos pobres periodistas… a todos.

PD: No me he olvidado por supuesto de nuestra Guerra Incivil. Ha sido un clarísimo ejemplo de cómo personas civiles “normales” se convierten en asesinos natos en cuanto se les da un “permiso” para matar. ¡Cuantos españoles murieron a manos de españoles! ¡Cuantos fusilamientos en los arcenes, en las tapias de los cementerios, en las calles…! ¡Cuanto odio reconcentrado por parte de unos y otros! ¡Cuantos asesinos y asesinados entre nuestros abuelos y bisabuelos…! Mejor pasar página ya de una puñetera vez…




Veraneo 2014

Recién llegado a Sevilla después de un mes sin salir de El Rompido. Vuelvo como nuevo con un estado de relajación y tranquilidad que no sentía desde hace años.

Este veraneo de 2014 ha sido especial y espectacular. Especial porque por motivos domésticos he tenido la gran suerte de disfrutar junto a mi Primera Dama de un chalet de alquiler en una zona silenciosa y tranquila lejos del bullicio y de las luces del pueblo, una preciosa construcción antigua a la sombra de pinos centenarios con una gran terraza orientada al sur mirando a los caños y a la marisma. La pleamar trae el agua hasta el mismo muro de piedras ofreciendo una vista de la ría pletórica de azul y plata, siempre suena el agua al correr llenando o vaciando los caños impregnando el entorno de aroma a marisma y a salitre, marisma verderona que se  llena de vida durante la bajamar y que ofrece cada día un espectáculo distinto a quien lo quiera observar: el espectáculo de la Naturaleza.

Desde el amanecer esta marisma se llena de aves limícolas y ánades que van a los caños fangosos a pegarse una buena comilona de cangrejillos, camarones y alevines de peces, de lombrices y gusanas, de verdigones y moluscos. Esa vista al despertar solo a escasos metros de la mesa del desayuno es impagable.

Antes de que apriete el calor en un paseo me planto en el Paseo para recoger a mis nietas que me acompañan a los mandados, el periódico y mi tostaita con aceite y tomate. Es un palizón que me pego con gusto cada día con Leonor revolviendose en el carrito y con Celsa en brazos o viceversa, cargando con las bolsas del super y a la vez cantando ola don Pepito ola don José o la gallina turuleta… una verdadera maravilla que voy a echar de menos desde mañana mismo. 

Sobre el Angelus paseito marinero en el Huevofrito para gozar del baño salado y desbravar un poco a las dos rubias de ojos azules que tiene mucha más energía que el conejito de duracel. A las dos de la tarde los niños deben estar a la sombra comiendo purés de pescado y el sitio de los mayores es una buena taberna marinera donde despachen muy fria cerveza y condumios del lugar. A veces incluso se descorcha una botella de vino pálido. No perdono la siesta.

Y las tardes en esta casa con tanta solera (su propietario fue el arquitecto sevillano Joaquín Diaz Langa –mi padre decía: hay días buenos, días malos y Díaz Langa…- y hoy es de su sobrina) han sido las culpables de mi precioso veraneo. Porque cuando el sol va cayendo por poniente una luz rojiza tiñe los caños de oro y plata. Entonces me siento comodamente con mis buenos prismáticos a observar lo que sucede por esa marisma, ha sido como ver cada día un documental de La2 en vivo y en directo. He observado detenidamente a una gran variedad de aves limícolas (creo que viene de “limo” o fango en el que se alimentan) como una elegante Garza blanca que correteaba graciosa tras los peces, los ruidosos Zarapitos de pico curvo comiendo cangrejos, los Archibebes de patas rojizas y andares cuidadosos, los Ostreros, los Chorlitejos, los Correlimos… Por supuesto he aprendido todo esto con un librito de aves por delante que me prestó mi primo Manuel Diego que es el que sabe más de pájaros del mundo, sin exagerar. Cuando la marisma se va llenando de agua aparecen patos diversos y gaviotas argenteas, a veces he visto pasar bandos de Flamencos rosados y de Picospátulas con un volar ordenado y serio. Me he pasado tardes enteras disfrutando con los prismáticos hasta la puesta de sol y forzando la vista para no perderme un detalle.

También he disfrutado muchos días ventosos pintando unos lienzos que me han regalado entre mi hija y mi 1ªD para tenerme según ellas “entretenido” y de paso aprovechar para hacer unos regalos de compromiso. Pintar para mi es como hacer un puzle que no tiene fin… lo difícil es saber cuando hay que parar de hacer manchas. Pintando se me pasa el tiempo como volando.

Y quizá mi mayor alegría este verano ha sido volver a ver el cielo de mi infancia y juventud, cuando en El Rompido no había luces eléctricas o eran amarillentas y escasas, entonces los chavales nos tumbábamos en la arena mirando al cielo a ver estrellas fugaces con las novietas y recuerdo que la Via Lactea estaba siempre arriba. Este verano, con la luna nueva y las luces apagadas, tumbados en las cómodas hamacas hemos visto el espectáculo del cielo cuajado de estrellas y el borrador algodonoso de la Via Lactea… a veces me he quedado cuajado hasta medianoche.

Y es que no hay mejor medicina que La Naturaleza, ya sea respirando el aire fresco de la mañana, un poco de sol a primera o últimas horas, el baño tonificador, un paseo por la playa o por el campo, mirar y ver, observar y aprender, escuchar lo que nos dicen las olas, las aves, los animales, mirar al cielo sin miedo y contar estrellas, pedir un deseo infantil, volver a ser inocentes…

Gracias.