Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Recetas Imposibles


Ahora que ha empezado el otoño con lluvias -torrenciales y catastróficas en algunas comarcas- pero beneficiosas al fin y al cabo, me han entrado ganas de guisar platos sustanciosos y de mucha labor coquinaria, pues es bien sabido que mientras el cocinero labora y se afana en los fogones es muy conveniente que se vaya calentando el cuerpo con unos sorbos de vino generoso, lo cual hará que las viandas se guisen con mas amor y sabor, si cabe.

La primera receta lleva por título Zorzales en Manteca, y tan solo recuerdo haber degustado este manjar en la dehesa de Los Cerros, termino de Aznalcazar, vivienda habitual que fue de mi querido tio Joaquín (q.e.p.d.) y ahora de mis primas Pilar, Pastora y Rocío, y donde tantos zorzales se han cobrado. Era un verdadero espectáculo ver a mi tio Joaquín y a mi padre bajando zorzales desde las nubes… dobletes van y vienen. ¡Benditos años!

Para esta delicada receta se precisan gran cantidad de zorzales, por ejemplo unos doscientos. Se despluman con paciencia y se van introduciendo bien limpios en una tinaja de barro cocido, de esas de aliñar aceitunas. Al mismo tiempo se van trozeando y añadiendo ramas de tomillo, de orégano, de oloroso romero, un poco de sal, granos de pimientas de varios colores, unos dientes de ajo enteros, y se riega todo esto con un buen convite de mosto mágico del Aljarafe. 

Una vez que los zorzales ocupan sus tres cuartos de lugar en la tinaja, bien mezclados con el suntuoso aliño y bañados por el mosto, es el momento de añadir a cucharazos de madera tanta manteca blanca de cerdo como admita la marmita. Dicha marmita se colocará a la vera de la chimenea del hogar que se mantendrá acogedoramente encendida con reconfortantes brasas, poca llama por favor, y a una distancia tal que se vayan cociendo muy lentamente en sus propios jugos los delicados cadáveres de los desplumados volátiles e impregnandose de los jugos y esencias que los abrigan. Un cuarto de vuelta cada seis u ocho horas. Nunca menos de un día ni mas de dos. Después otro día de reposo al relente para que cuaje de nuevo la manteca, ya de color zorzal y campo.

Dentro de la marmita y al fresco este manjar se conserva durante varias semanas cubierto de manteca protectora.

Se degusta este manjar sobre una generosa rebanada de pan a modo de plato, sirviendose con la cuchara de madera zorzales y manteca a discreción. Y mosto, por supuesto.



Otra receta muy querida por mi es el famoso Conejo a la Pólvora. 

Antes de que las enfermedades virásicas diezmaran la población de conejos del entorno y del Parque de Doñana, en la dehesa de Los Cerros no había día que no se cazaran unos cuantos de ellos y sirvieran como base proteica alimenticia para todos los que por alli parabamos. Se guisaban de mil y una maneras, cada cual mas deliciosa, pero a mis primos y a mi nos gustaba prepararnos nuestros animales con la receta que explico a continuación.

El conejo recién cazado ha de ser eviscerado y despellejado lo antes posible, lo cual es bastante facil de ejecutar tan solo con la ayuda de el filo cortante de una pequeña navaja bien afilada. Dos tajos daremos al animal, uno longitudinal en la barriga y otro horizontal en el lomo. Un seco moviendo de brazos bastan para que todo el paquete intestinal del roedor salga despedido y sirva de tapa para los fieles canes que nos acompañan en la caza. Luego introducimos los dedos por el corte horizontal del lomo y despellejamos al vacío conejo de su pijama de peluche. No mas de treinta segundos. Su carne rosada y caliente pide a gritos ser devorada.

Una candela en la puerta del cortijo con brasas ardientes hecha con ramitas secas de encinas y alcornoques, de jara, de retamas… una parrilla de fierro sobre las brasas y sobre ella depositamos el cuerpo del delito abierto en canal y descoyuntado. Sal gorda, la justa. Y “polvora” que no es otra cosa que abundante pimienta negra molida que al motearse sobre la blanca carne asada del conejito da un aspecto muy similar al de la pólvora de los cartuchos. Por eso muchos invitados a estos festines se abstenian de probar este manjar en la creencia que se les ofrecía conejo asado con pólvora…

¿Alguno de ustedes son capaces de pensar que mis primos o yo seriamos capaces de hacer algo parecido…?

No contesten por favor….

Medicina Preventiva


Ahora que empieza el otoño, después de las vacaciones veraniegas y de los saludables baños en el mar, de las sardinas a la plancha, del gazpacho, de la vida al aire libre… creo que es el mejor momento para decidirnos a mirarnos un poquito por dentro… ¡de ir al médico vamos!

Llegados a cierta edad, por ejemplo la mía, no hay mejor medicina natural que llevar una vida saludable: una dieta sana adecuada a nuestra edad y actividad diaria, practicar ejercicio físico con regularidad y realizar un chequeo médico a tiempo.

Es lo que los médicos llamamos Medicina Preventiva. Además es la forma más segura de ahorrar dinero en gastos de salud.

¿En que consiste la Prevención de la Salud? Resumiendo:

Una dieta mediterránea. En Andalucía tenemos una despensa natural que nos permite llevar una dieta saludable todas las estaciones del año. Pan y aceite de oliva. Cereales sin azúcar. Lácteos desnatados. Zumos de frutas naturales frutas frescas y variadas. Hortalizas y Legumbres -sin miedo-, lentejas, garbazos, judías. Gazpacho por obligación. Pastas y arroz. Pescados frescos del día. Menos carnes de cerdo y ternera que pollo y pavo. Debemos huir de las comidas envasadas prefabricadas o industriales, de los dulces y pasteles, de las salsas de bote, de productos fabricados con grasas animales perjudiciales, de los refrescos y bebidas azucaradas, que tienen grasas y azúcares poco saludables y son origen de muchas enfermedades. Una cerveza al día o una copita de vino, siempre caen bien. Consulte con su médico y les informará de cual es la dieta mas adecuada a su edad y a su historial clínico.

Practicar ejercicio físico. La vida sedentaria se considera por si misma un factor de riesgo de determinadas patologías: problemas circulatorios, descalcificación y osteoporosis, artrosis, obesidad, diabetes, hipertensión, del aumento del colesterol… Realizar ejercicio físico aeróbico con regularidad, por ejemplo caminar  a paso ligero o pedalear en bicicleta una hora diaria, natación o gimnasia, mejora notablemente nuestro metabolismo, quemamos calorías, se activa nuestra circulación, disminuye la presión arterial, desciende el colesterol malo y aumenta el bueno, se fortalecen los huesos… hay un ejercicio adecuado para cada persona dependiendo de su edad y condición física. La vida sedentaria empeora además los trastornos psicosomáticos, la ansiedad, la angustia… Acostumbrarnos a dar casi todos los días un paseo en contacto con la naturaleza que nos rodea mejora nuestro ánimo y genera endorfinas positivas.

El Chequeo Médico. Un reconocimiento médico simple anual, contarle a nuestro médico que es lo que nos preocupa, repasar el historial clínico, realizar una  exploración médica básica, análisis de sangre y orina, electrocardiograma… es la mejor garantía de conservación de la salud. No debemos tener miedo a "mirarnos" cada cierto tiempo, en eso se basa la "medicina preventiva"..

No existe una mejor manera de cuidar nuestra salud que llevar una vida sana, una dieta adecuada y hacernos un chequeo cada cierto tiempo… así nos anticipamos a los problemas del futuro.

Y esto lo digo porque me toca mi chequeo anual y me consuelo con ustedes…

¡No dejarme solo!

Tesoros perdidos.


Mis tesoros perdidos: Cosas que echo de menos. Son objetos a los que les tenía y les tengo "cariño" y de los cuales guardo un recuerdo especial. Muchas veces los añoro y me gustaría volver a verlos y disfrutar de ellos. Deberían estar conmigo.

A saber:

Un álbum de “cromos” o estampas -como postales pequeñas- de coches americanos, en colores y casi completo, con fotos de Buicks, Oldsmoviles, Dodges, Chryslers, etc.  Desde entonces siento fascinación por los coches americanos de los primeros años sesenta, creo que todos son unas verdaderas Obras de Arte. Me acuerdo mucho de ese álbum. Ha sido el único que intenté terminar. Creo que cuando me casé lo dejé en mi casa… debería haberlo llevado conmigo y guardarlo.

                                       Buick de 1960

Mi buró marrón con su tapa con llave y sus cajoneras, donde se ubicaba mi “laboratorio” de Alquimia con productos químicos como el azufre, los nitratos, los ácidos sulfúrico, nítrico y clorhídrico, el permanganato potásico… productos que disfrutaba comprando en las mas raras droguerías que encontraba por todos los barrios de Sevilla. Añoro mis tubos de ensayo, las retortas y redomas, pipetas, lámparas de alcohol, el pequeño alambique… toda una vida de Ciencia para un chaval de catorce años… Transmuté varias llaves de los roperos de mi casa que eran de fierro y las abigarré de una grotesca capa verduzca de sulfato de cobre. Creo recordar que después de varios intentos de fabricar pólvora expansiva y quemar casi todos los visillos de mi casa me vi obligado a clausurar el Laboratorio, no sin grandes protestas por mi parte. Pero mi tata y mi madre no cedieron un ápice y me amenazaron con llamar a Manolo el portero para que se llevara el buró completo al cuarto trastero…

                                     Así empezó todo

En ese buró guardaba también como oro en paño una colección de paquetes de tabaco. Eran cajetillas vacías, en muy buen estado, tanto de papel como de cartón duro. Lo mas importante para mi de la colección eran las cajetillas que mi padre me traía de los Tiros de Pichón de toda España adonde acudían muchos extranjeros que fumaban tabacos raros: Kent, John Player Special, Virginia, Cool mentolado, Lark, etc… Tenía casi todos los peninsulares y muchos americanos, franceses, belgas, marroquíes, etc… Una verdadera pena no haberla conservado.

                                   Estos los tenía todos

Un rifle Winchester 1850, autentico, que mi padre tenía olvidado en un armero y con el que jugábamos a los combois mi hermano Jose y yo. Era el clásico rifle de John Wayne, el que se abre por debajo y se carga por el lateral. Aunque le dije varias veces a mi padre que me gustaría tenerlo siempre para mi, un día desapareció del armero… Pienso que se lo regalaría a algún amigo que lo conservará como lo que es… una joya. Si alguno de ustedes lo conserva por favor me lo devuelva…

                                      Tal como este

La colección completa de novelas de El Coyote, de J. Malloquí, primera edición, en formato grande, con ilustraciones, regalo de mi tio Pepe López-Pazo. Estuvo muchos años en una librería de mi dormitorio y las devorábamos por la noche Josemaria y yo. Me dormía soñando que yo era don Cesar de Echague…

                                       Una joya de novela

Unos timbales o bongos que me llevé impunemente, por la cara, de la oficina del Taller de Frenos (Frenos Celvi, c/Goya 21) de mi padre, bongos que habían dejado allí Los Marismeños, pues los viernes y sábados organizaban saraos en tan mecánico lugar… Los timbales o bongos eran una maravilla con maderas atrapadas por palometas y metales… pero se los regalé a un compañero de Alfonso X El Sabio que era aficionado a la música, eufórico yo, cuando mi padre me sacó del internado. ¿Fui gilipoyas?

                                         Casi iguales

Mi colección de discos de vinilo, sobre todo singles, que en un alarde de generosidad le regalé a mi vecina Pilar Villalonga, la hermana mayor de mi amigo Diego. En esa colección tenía unos incunables de Camilo VI (Sesto), que me regalaba mi tata todas las Navidades convencida de que era mi “artista preferido”…

                               Cantaba bien el friki este...

Por supuesto mi Vespino color azul azafata del año 1972, el que mi padre me regaló con tanto cariño y yo lo abandone triste y olvidado con un mísero candadito de mierda al final de la calle Asunción durante dos días de Feria de Sevilla… y me lo robaron, claro. Lo disfrute de enero a abril. Guardo como oro en paño un pedal que se le cayó. Todavía me da vergüenza lo irresponsable que era entonces…

                                        ¡Que lastima!

¡A lo mejor por eso mi padre no me dejó el rifle…!

PD. Pero tengo que contaros los maravillosos tesoros que conservo de mi infancia y de mi juventud… no todo han sido perdidas….

Genes y Puñetas


Todo el mundo ha escuchado hablar de los genes. Que si eso es “genético” y lo otro se transmite por los genes, que si la cadena de ADN, los cromosomas y la carga genética son culpables de caso todo, lo mismo de los ojos celestes de mi nieta que de el cancer de colon de fulanito…

Quien quiera o tenga interés por la genética aquí le dejo una magnifica página que esta muy bien editada y explicada: http://www.lagenetica.info/ - Genetica.

Porque lo que quiero decir es que aunque tenemos todas las características fisico-químicas heredadas de nuestros progenitores, hay una parte de nuestra vida que tan solo es responsabilidad nuestra, que no esta “programada” geneticamente. Nosotros somos seres vivientes y conscientes con la maravillosa capacidad de “adquirir” conocimientos y ejecutar comportamientos, desarrollar y planificar actitudes y tomar nuestras propias decisiones.

Hablaba hace unos días con una amiga acerca de el caso de José Bretón el presunto asesino de sus dos hijos Ruth y José a los que durmió y quemo vivos en una pira, al parecer para atormentar y vengarse de su esposa que parece ser que tenía intención de divorciarse del prenda. Mi amiga estaba convencida que este hombre es un “loco”, que no es responsable de sus actos y que seguramente tendría un problema “genetico” que era la causa de su “trastorno”…

Si aceptamos que la Maldad y la Bondad son un rasgo genético heredable y transmisible por nuestros óvulos y espermatozoides estamos diciendo que en realidad somos unos “robots”, unas máquinas predeterminadas sin voluntad y sin domino de nuestros actos. Y eso no es así.

El Hombre, como animal racional, es una máquina perfecta en cuanto a las Leyes de la Genómica y Genética se refiere. Sabemos, estudiando el ADN de nuestros cromosomas, a que enfermedades estaremos mas expuestos y que porcentaje tendrán nuestros hijos de heredar esta predisposición. Ya somos capaces los médicos y bioquímicos de manipular trozos de cadenas de ADN para interrumpir la transmisión de enfermedades hereditarias, la predisposiciones a padecer trastornos metabólicos etc, etc… 

Es un mundo apasionante la Biología Molecular y Genética. Se puede heredar la predisposición a padecer Esquizofrenia o Autismo. Pero no se pueden transmitir el estrés y la ansiedad, la angustia, la pena, la alegría, la dicha de ser feliz… no se puede heredar de padres a hijos la sensación de tener la conciencia tranquila y en paz.

Porque tenemos una parte de nuestra vida que no es heredada, ni es posible heredarla. Nuestra capacidad de decidir es adquirida. Y en eso se basa lo que llamamos “ser personas”. Un animal muerde o mata por instinto o por que lo han adiestrado para ello.

Las “personas humanas” tenemos la gran diferenciación del resto de los animales en que somos capaces de tomar decisiones complejas. Jugamos al ajedrez de la vida moviendo fichas que harán su efecto muchos años después. Somos capaces de trazar planes y ejecutarlos. Obtenemos por ello un beneficio, ya sea económico, social, familiar o personal. Y si optamos por decisiones extremas sabemos que los resultados pueden ser  peligrosos. Yo decido si por la autopista de la vida voy a 100 o a 160, si me paro en los semáforos o me los salto a la piola. Cada uno que haga lo que crea conveniente.

Pero después, a la hora de las multas, que no digan que desconocían la Ley, o que ellos no han sido, o que recibían órdenes, o que estaban predispuestos hereditariamente… ¡Que se atengan a las consecuencias!

Las personas que cumplimos las normas, los que nos cuidamos muy mucho de ser agresivos o incívicos, los que pagamos religiosamente lo que nos pongan por delante, los que tenemos que currarnos nuestros euros a conciencia y nadie nos regala nada, los que no tenemos carnets ni afiliaciones cómodas, los que cumplimos las normas, los que aportamos nuestros granos (cubos) de arena para que haya igualdad social y solidaridad, los que no le levantamos la mano ni a una mosca verde cojonera, los que tragamos carros y carretas con los “honrados gobernantes”… nosotros, que lo único que hemos heredado de nuestros padres ha sido mucho cariño y buena educación…

¡Estamos hasta los mismísimos guiguis de ustedes!:

  • Psicópatas.  Violentos. Maltratadores. Asesinos. Criminales.
  • Políticos. Gobernantes. Ministros. Oposicioneros. Conseguidores. EREdados.
  • Chorizos. Golfos. Asesores. Consejeros. Ladrones. Comisionistas. Atracadores.
  • Sinverguenzas. Chulos. Enterados. Holgazanes. Chamarileros. Payasos.
  • Banqueros. Bankarios. Prestamistas. Financieros. Diteros. Usureros. Rateros.
  • Vividores del cuento. Profesionales de nada. Liberados Sindicales. Organizadores de Humo. Estafadores.
  • Señor Presidente.
  • Señoras y Señores Diputados.
  • Senadores.
  • Monarquía.

¡Vayanse todos a hacer puñetas! ¡Se comportan todos ustedes como animales irracionales!



¿Necesitas Música? (1)

Hay veces en nuestros días corrientes y molientes que lo único que pensamos lo podemos expresar con música, con canciones inolvidable  que nos gustaría haber compuesto y saber cantarlas. Hoy, ahora, es uno de estos días...


You,ve got a friend - Carole King y amigas.


                                                Jackson Browne - The Load Out/Stay


                                            George Harrison- My Sweet Lord

                                                            John Lenon - Imagine

                                                   Pink Floyd - Wish you were here

Nuevo Año.


Así como en enero empieza el Año Nuevo, en septiembre empieza el Nuevo Año.

Nuevo Año escolar, familiar, profesional y personal. Ahora es cuando de verdad subimos la “cuesta de enero”, en septiembre, después de los lánguidos y pastosos meses de julio y agosto en los que hemos trabajado poco y demasiado lento (excepto lógicamente los gremios que todos sabemos que trabajan duro y muchas horas durante el verano: hostelería, turismo, bomberos, etc…) y seguramente nos hemos gastado algo mas dinero de la cuenta.

En estos días suelo acordarme de la etapa escolar y que en estos meses siempre estábamos con la incertidumbre del nuevo curso, de las asignaturas, los profesores, los nuevos compañeros… nos quedaba por delante un larguísimo año entero hasta las próximas vacaciones de verano… ¡toda una vida!

En la etapa universitaria estos eran días de exámenes finales, de muchos nervios, pasar o no pasar de curso, de encarar otro largo año de clases y de practicas, de pensar en el futuro… ¿"seré médico alguna vez…"? ¡Empezábamos a pensar en otra vida, la vida profesional! Y no teníamos ni idea de lo que se nos venía encima…

Septiembre para los mi década es un mes especial. Un mes de luz clara que realza los colores, pero que anuncia cada tarde que se acerca el otoño de grises atardeceres y nubes como panzas de mulos. Y poco después otro invierno de días cortos y húmedos que tanto daño nos va haciendo ya en las articulaciones y en las coyunturas del alma.

Por eso ahora estoy pensando en las personas de mi quinta, los nacidos en los años cincuenta del siglo pasado. Los que estamos en la fase crucial de nuestra vida. No somos viejos ni somos jóvenes. Estamos casi de vuelta de todo, pero nos sentimos muy "aprovechables" y aunque fisicamente se nos nota el paso del tiempo, mentalmente seguimos siendo muy útiles, tanto que nos salimos de nuestro pellejo. ¡Lo bordamos en todos los sentidos, vaya!

Y me acuerdo de muchos de mis amigos que han perdido su trabajo en los últimos meses y años, personas con experiencia laboral y profesional impagable… pero que ninguna empresa les quiere pagar lo que merecen. Prefieren contratar a jóvenes peor cualificados y sin tantos años de trabajo… o no contratar a nadie más. Eso si que es desperdiciar talento y excelencia. No nos podemos permitir ese despilfarro de hombres y mujeres útiles y bien formados. 

Así nos va... A ver si vemos a algun "político" pedir la jubilación anticipada... ¡por las que hilan! Se aferran a la mamandurria, se blindan y se suben y suben los sueldos y las dietas... con sus caritas de tontainas bobalicones...

Comprendo a todos aquellos honrados currantes que están dudando si acogerse al caramelo de la Jubilación Anticipada, o a los que los “jubilan anticipadamente” por cohones… Comprendo su incertidumbre, sus dudas, su miedo a los años que vienen sin tener rutina laboral y profesional, miedo al vació interior que se siente después de tener la certeza del fin de una larga etapa vital que nunca ha de volver… sensación de pérdida...

Ahora empieza en Nuevo Año con el retorno a la realidad de la economía, el visionado en internet de los números rojos, la cara de asco del jefe, la subida de impuestos y del IVA, o a lo peor, la certidumbre del "paro" destructor de ilusiones y de futuros. Y con nuestra edad es prácticamente imposible encontrar trabajo bien remunerado. O es imposible encontrar otro trabajo.

Pero quiero ser positivo.

Empecemos el Nuevo Año con dosis de optimismo. Es casi imposible que caiga un rayo sobre nuestras cabezas (aunque en septiembre aumenten las tormentas eléctricas… ¡Cuidado!). También es difícil que nos vaya peor de lo que nos va, digo yo… y en cualquier momento deben empezar los tan nombrados desde hace años brotes verdes…

Septiembre es un buen mes para los puretas como yo, si se tienen ganas de vivir. Es mejor tener intenciones de hacer cosas nuevas, por estrafalarias que parezcan, que abandonarnos a la tristeza y a la desidia aburrida de ver pasar el tiempo.

Interesarnos por algo. Leer con espíritu de aprender cosas nuevas. Estudiar. Hacer cursos de lo que sea. Apuntarse a actividades socio-culturales. Meditación. Tai-Chi. Yoga. La UNED y sus estudios superiores ( UNED)… Artes plásticas, música, cine, actividades al aire libre, rutas de todo tipo, marchas geológicas, culturales, etc, etc…

En definitiva, Ser y Estar, no solo de observadores pasivos, sino de actores activos y aportando nuestro inmenso grano de arena para dejar un rastro de nuestro paso por la Vida, tanto con trabajo como sin trabajo, dejando una huella personal profunda, autentica, que perdure en el barro que nos rodea, huella de persona que pisa con decisión (incluso con garbo) y que anuncia con su pisada persistente que todavía tiene fuerza y ganas de vivir con coraje otros ciento cincuenta años más. 

Que nunca estos mierdas de "honrados gobernantes" disfruten viendonos hundidos y estáticos en el barro.

Nuestros hijos nos lo agradecerán.

Por favor.