Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

Feliz Navidad.

Es la frase de estos días. La frase retórica que decimos al encontrarnos por la calle, en el ascensor, en la botica, en el mercado o al despedirnos del médico: “¡Feliz Navidad!” o “¡Felices Navidades!” o ”¡Felicidades!”…

Miles de mensajes de móviles que todos nos desean lo mismo: ¡Feliz Navidad! Y yo muchas veces me pregunto ¿Feliz Navidad? ¿Nada más?

Bueno pues yo quiero deciros a todos, a mi familia a mis amigos, a mis enemigos, a mis lectores anónim@s, a los que dicen que no me echan cuenta pero me vigilan con el rabillo del ojo, a los que de verdad les importo yo y mi Cuaderno tres pitos… a todos os deseo Feliz Navidad.

Y con esto quiero decir:

No solo que seáis felices en “Navidad” desde el 24 de diciembre hasta el día de Reyes, sino que durante estos días de ojana y de sonrisas falsas os vaya por lo menos igual de bien que el resto del año.

Que no hayáis gastado mucho dinero en la Lotería de Navidad… ni esperéis que el día 22 (mañana) os toque, porque se que es muy improbable… casi imposible en mi caso,  y además a mi me da un coraje grandísimo ver la alegría de los agraciados –que siempre parecen los mismos- celebrando con cava barato en el bar de la esquina el chorro de millones que les ha llovido del cielo… (Envidia cochina que me da…)

Pero de verdad os deseo que seáis uno de estos agraciados en el premio Gordo y que yo me muera de envidia cuando os vea saltando en la tele con la botella de sidra y el decimito en la mano…

Os deseo que terminéis el año en paz con la Hacienda Pública, que no os manden cada semana una cartita amarilla de recoger en Correos jodidas Notificaciones de multas o de embargos o de requerimientos o de impuestos o de s.p.m. …

Mis deseos de que si circuláis por carretera sea en unos días llenos de sol y claridad, que haya poco tráfico y que ningún loquito se cruce en vuestro camino.

Que la Benemérita sea ecuánime con todos nosotros y se le olvide en estos días tan especiales el afán recaudatorio.

Que no gastemos más dinero del que nos corresponde (del que tengamos) en regalos absurdos, en comilonas vacuas, en copas traidoras a media tarde consumidas en bares macabros, llenas de alcohol que nos atolondra las meninges y nos hacen decir paparruchas a troche y moche.

Que seamos todos respetuosos con las costumbres religiosas. Sobre todo con las costumbres religiosas de los demás y con las costumbres “de los que no son religiosos”. He aprendido que es una falta de respeto criticar las costumbres foráneas: los arbolitos de luces, los papanoel, los santaclaus, los del chandal colorao escalando balcones y ventanas, los renos tirando de carrozas, los ciervos de cuernos enormes… ya no me cabreo con esas cosas. Que cada cual viva estos días como le convenga.

Yo también deseo que los agnósticos, los ateos, y todos los de otras confesiones religiosas, nos dejen vivir nuestra Cristiana Navidad en Paz y en Gracia de Dios, sin ridiculizar nuestras costumbres, ritos y oraciones típicas de estas fechas.

Que los que aluden siempre a la “Moral” y a la “Etica” sean igual de responsables y respetuosos con los demás que los que “inventaron” esas palabras.

Os deseo a todos que los polvorones, mantecados, roscos de vino, peladillas, hojaldradas, nueces, etc, entren y salgan de vuestros cuerpos sin dejar “huellas” mensurables…

Que el alcohol ingerido en forma de cervezas, vinos, burbujas espirituosas y licores añejos, no proceda nunca del maldito “garrafón” de los cojones para que ustedes no padezcan las terribles “resacas” que tanto dañan a las neuronas cerebrales…

Que el Fin de Año sea una noche tranquila en todos los aspectos, ya sea en una Fiesta de miles de euros en Marbella o una tranquila velada en nuestra casa con nuestra S.E. (Santa Esposa) y con una botellita de cava “brut nature” de Hacendado… y doña Celsa gateando hasta que se aburra y se duerma.

Que todos nuestros hijos que van a salir esa noche especial del día 31, tan maqueados, tan guapos y felices, vuelvan a la hora que sea, pero sanos y salvos y mas felices todavía.

Que el día primero de enero empecemos todos el Año Nuevo con las pilas cargadas de energías para desarrollar los mejores planes y proyectos, y que estos sean facilmente realizables.

Que en el Nuevo Año estemos siempre “cargados” de solidaridad y de tiempo para ayudar a los que sabemos que nos necesitan. Y que disfrutemos haciendolo.

Que no llueva en ningún sitio donde salga una Cabalgata de Los Reyes Magos y que todos los niños disfruten de este día de Ilusión y Felicidad.

Porque debemos de regalar juguetes a todos los niños, sobre todo a aquellos que más los necesitan. Que hay muchos.

Y yo le pido a los Reyes Magos sacos llenos de Paz y Salud para todos vosotros.

Cuando digo: Feliz Navidad.


26 comentarios:

  1. IGUALMENTE CELSO, Y QUE EL NIÑO DIOS NOS AYUDE.-

    FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO, QUE ES LO QUE SIEMPRE SE HA DICHO.-

    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  2. Yo deseo que te sientas feliz. Porque si tú te sientes feliz, es porque todos los tuyos, me incluyo, estamos bien. Y deseo que no cambies, que sigas siendo el que siempre has sido. Deseo que se te caiga la baba con tu nieta. Que MªJosé te quiera una barbaridad, como tú a ella. Que todo el que te vea, te demuestre su cariño y que aunque no quieras, te tengas que parar un ratito a tomar una copita con esas personas, que están llenas de agradecimiento hacia tí, no porque sea Navidad, sino por tu comportamiento durante muchos años con todos ellos. Y deseo que tus hijos vivan siempre felices y que no tengan problemas sin solucion. Que tu madre se mejore de su espalda y disfrute con vosotros. Que recibas muchos regalos, aunque no los pidas. Y sobre todo que estés satisfecho, sabiendo que eres una persona muy querida porque te lo has ganado a pulso. Todo esto te lo deseé ayer, hoy, mañana y siempre. Pero te lo digo por Navidad, porque quiero que te acuerdes de mí cuando tomes el cava Hacendado o lo que sea. Porque es tiempo de Navidad, primo, y no quiero que se pase sin decirte MUCHAS FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  3. Hermano Celso, te deseo una muy Feliz Navidad, así como a todas las demás personas que quiero que son muchas, y a todos en general. FELICES NAVIDADES Y PRÓSPERO AÑO NUEVO PARA TODOS Y PARA SIEMPRE. Concha.

    ResponderEliminar
  4. Gracias mi hermana y gracias mi prima, os quiero muchisimo¡
    FELIZ NAVIDAD.

    ResponderEliminar
  5. Me olvidé firmar,RP

    ResponderEliminar
  6. En el centro comercial hoy se notaba la navidad por las cantidades ingentes de alcohol que compraba la gente. Yo igual fui por el mismo aprovisionamiento. Acerca de la lotería y el dinero. Cuando veo una persona joven desaliñada y con poco dinero pues no me entristece tanto porque tiene otra cosas la juventud y esa alegría que se tiene. Me sobrecoge cuando veo un anciano desaliñado y muy pobre. Y a la gente muy mayor esclavos aún del euro, con poquitos recursos.En la estación de buses de un pueblo de tránsito había gente durmiendo en la calle mientras ese pueblo estaba lleno de luces bonitas de navidad. En fin, hoy estoy bastante triste. En cualquier caso, feliz navidad!! MC

    ResponderEliminar
  7. FELIZ NAVIDAD CELSO, A TI TU FAMILIA. gracita (con todo lo que conlleva)

    ResponderEliminar
  8. Gracias Concha, Lourdes, Rocio, MC, Gracita. FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  9. Hermano Celso, yo también te quiero muchísimo, mi hermano "Sito", mi hermano. Os quiero Lourdes y Rocio y no porque sea Navidad, sino porque es la verdad. Concha.

    ResponderEliminar
  10. ESTOY CONTENTA CON EL NUEVO GOBIERNO, ME GUSTAN CASI TODOS MENOS BOTELLA, PERO ES ALCALDESA DE MADRID, ASÍ QUE....

    SUERTE CON LA NUEVA ANDADURA PARA TODOS Y CON LA LOTERÍA, QUE SALGA MUY REPARTIDA Y PA LOS QUE MÁS LA NECESITEN....Y UN POQUITO PA NOSOTROS.-

    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  11. Cuando yo era pequeña (finales de los 50, primeros 60) los pavos los vendían vivos en la Gran Plaza. Las personas se los llevaban a su casa amarrados con una cuerdecita por el cuello, como si fueran perrillos. Las estufas eran de cisco picón y se le echaba alucema para que oliera bien la casa. Enrique dice que cuando querían mover el cisco con la paleta, se decía: "niño hijo, echa una firmita". Nosotros cantábamos con la pandereta, la botella de anís con la cuchara y la zambomba, pero los villancicos eran los mismos de ahora.
    Hoy he comprado el pavo para mi casa, que el carnicero ha troceado con las mismas manos de un cirujano, guardándome las distintas piezas en bandejitas precintadas para el congelador. Nada más llegar de la compra, he encendido la calefacción, pues hoy en Sevilla hace tela de frio; sólo le he dado a un botoncito y mi casa se ha caldeado enseguida. Y los villancicos los tengo en el ordenador para cuando viene mi nieta que los canta conmigo, y Gracias a Dios son los mismos que yo cantaba en mi niñez. Lo bueno permanece. Concha.

    ResponderEliminar
  12. jaja.. Pues en casa tenemos un pavo, pero uno (de los que no se pueden comprar); que ha criado mi padre en una granja que se ha montado él. Mi padre ha sido un hombre muy emprendedor y activo y ahora se ha prejubilado y no puede estar parado..para nada. Se levanta antes del alba, se va a hacer ejercicio, ha montado una granja y una huerta para el consumo doméstico y vende tb a sus más amigos. En mi casa tenemos chimenea y encendemos candelita, y tenemos braserito tradicional. En este pueblo apenas hay gente que tenga calefacción, pero tenemos; muchos bares, uno por cada diez personas más o menos. Por debajo de mi casa ensayan los villancicos y este grupo se presenta a certámenes y han ganado unos cuantos. Lo que más destaca es la zambomba y los villancicos los de siempre. Hace dos años que no se encienden las luces de navidad en mi pueblo. Este años se ha hecho un árbol de navidad con materiales reciclados en la plaza del pueblo y por la noche se enciende. Está bonito. Yo aún echo la firmita de la que habla Concha. MC

    ResponderEliminar
  13. VOY AL CATORCE.

    ResponderEliminar
  14. CATORCE. LOTERIA.
    Perdón por escribir otra vez, pero hoy es un día muy especial. Personalmente, y lo digo con la mayor humildad, tengo la mayor lotería que hoy en día se puede tener, que es trabajo, porque aunque yo soy ama de casa, mi marido (él ya cerca de la jubilación) y mis dos hijos tienen un buen trabajo, por lo que yo no me canso de darle Gracias a Dios todos los días.
    Por supuesto que la salud es lo primero, pero hoy es el día de la ilusión. Me encantaría que me tocara a mí la loteria, y me paso la mañana entera con mis dos décimos puestos en un lugar visible, mientras escucho a los niños de San Ildefonso por la radio. Bueno, que toque donde más falta haga y a muchas personas, ¡Qué Dios reparta suerte!. Concha.

    ResponderEliminar
  15. En la calle principal de Cartaya, han puesto unas luces que relucen, unas campanas azules grandes y pequeñiiiitas bombillas blancas, la plaza la han adornado preciosa, un arriate enorme con flores de pascua. Hay un Belén muy bonito en la Hermita de Consolación que hoy voy a ir a ver. Después voy a ir a comprar huevo hilado que me encanta y no me puede faltar en la cena. Ayer compré entre otras cosas huesos de santo, son unos mazapanes exquisitos, y sirven lo mismo para navidad que pa to los santos.
    Mis hijos vienen y van y cuando suben la escalera de casa y yo los espero arriba, sus caras son para verlas, los dos siempre sonríen abiertamente y en los ojos una alegría impaciente, siempre.
    En mi casa en éstas fechas se enciende la chimenea, después ya no que es muy trabajosa.
    Tengo un arbolito pequeño adornado y dos misterios, solo la sagrada familia y los reyes magos, los pastores y demás no tengo ganas de sacarlos, bueno la mula y el buey si.
    Voy a hacer una carne al horno rica rica y muchas tapitas.
    A las doce se van mis hijos a la calle, yo le rezo al Niño Dios y me acuesto a ver la tele, pero enseguida me quedo dormida, es que todo ésto es muy bonito...pero te deja agotá.-

    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  16. Francisco G.S.22/12/11 10:43

    Precioso tu mensaje navideño.Aunque hace tiempo que no comento nada pero aquí estoy;de "leyente".
    Con el deseo de una Feliz Navidad,un cordial saludo para tod@s,especialmente para ti,Celso.

    ResponderEliminar
  17. Feliz navidad y feliz año entero Celso, ese es mi deseo para ti, para tus mujeres (como me gusta llamarlas, y espero que no les moleste, a Lourdes y Concha)al resto de tu familia y a todos los lectores de este magnífico blog.
    Un abrazo fuerte, amigo.

    ResponderEliminar
  18. Fali, no solo no me molesta, sino que me encanta que me llames así. Siempre digo que los hombres de mi vida son mis hijos, mi santo, mi padre y mis hermanos, por lo tanto has dicho las cosas como son. Yo te deseo una muy feliz Navidad y un próspero año nuevo, porque aunque sólo te conozco a través del blog de Celso, te considero un buen amigo. Un abrazo Fali. Concha.

    ResponderEliminar
  19. UN ABRAZO FALI.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  20. ¡¡¡FELIZ NAVIDAD "NO COGÉ VENTAJA MIARMA" PARA TODOS, RAFAEL !!!!
    AUNQUE NO TE CONOZCA PERSONALMENTE ESTOY DESEANDO DARTE UN ABRAZO DE AMIGO.

    ResponderEliminar
  21. Feliz Navidad a la gran familia Pareja-Obregón y todo lo mejor para 2012.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gusy, perdón por la tardanza, igualmente para todos los tuyos.

      Eliminar
  22. IGUALMENTE GUSY....QUE SEPAIS QUE MI AMIGO GUSY ES SOBRINO NADA MÁS Y NADA MENOS QUE DEL GRAN....ALFREDO KRAUS, VAYA HONOR.- FELICIDADES A TÍ Y A TU GRAN FAMILIA TAMBIÉN AMIGO.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  23. CUENTO DE NAVIDAD.
    "Silvia se arregló como a ella le gustaba ir desde siempre, con ropa -no de firma- pero bonita y clásica. Se maquilló un poco, se perfumó con su colonia fresca y se marchó con su marido camino del centro de la ciudad. Tenían una reunión familiar, pues estaban proyectando un viaje al norte para el próximo verano. El restaurante era bonito y confortable, y ella se sentó con sus cuñadas y algunas tias de su marido. El almuerzo fué muy agradable y al final se habló del viaje proyectado, el cual a Silvia le hacía ilusión, a pesar de que a ella no le gustaba mucho viajar; nunca le había gustado y no sabía el porqué de ésto, puesto que a todo el mundo le encanta. Cuando ya todos estaban de pié despidiéndose hasta la próxima reunión para seguir hablando del proyectado viaje, Silvia se sintió un poco mareada; la calefacción era fuerte y necesitaba un poco de aire fresco. Se lo comentó a su marido y salieron después de despedirse de algunos familiares.
    El centro estaba precioso a esa hora de la tarde de un día de Navidad, y aunque les hubiera gustado dar una vuelta, se dirigieron los dos al sitio que tenían proyectado ir:
    Aurora y su marido los estaban esperando; vivían cerca del restaurante en el que ellos habían almorzado, y les tenían dicho que los visitarían después de la comida familiar. Éste era un matrimonio mayor, rondando los ochenta años los dos, y no tenían hijos. A Aurora le habían cortado una pierna, y aunque ya estaba más recuperada, la mujer se encontraba muy decaída a pesar de los muchos esfuerzos que su marido hacía por animarla.
    Charlaron los cuatro un buen rato; se conocían casi de toda la vida, y Aurora y Curro querían al matrimonio más joven -a pesar de ser éstos ya abuelos- como a los hijos que nunca tuvieron.
    De repente Silvia se encontró muy bien. Miró a Aurora y le recordó a su propia madre, por lo que instintivamente cogió una de sus manos y no la soltó. Aurora la miró y le sonrió, y ella siguió con su mano cogida un buen rato, mientras le contába anécdotas graciosas que hicieron que dicha sonrisa permaneciera en la cara menuda y triste de la mujer. Cuando se despidieron Silvia sacó de su bolso un buen perfume que le había comprado y le dijo: "Aurora, la próxima vez que nos veamos tiene que ser en la calle para comer los cuatro juntos como hemos hecho tantos años, así que ponte buena ya, que la vida sigue y te está esperando". La miró aún con la sonrisa dibujada en su cara, y entonces fué ella la que cogió la mano de Silvia.
    Cuando salieron a la calle, su marido le preguntó que si le apetecía dar un paseo, y ella le contestó que no, que prefería irse a casa; era la hora de la cena y estaba un poco cansada.
    Ya en la oscuridad de su dormitorio y entre la calidez de las sábanas, Silvia seguía teniendo en su cabeza la carita menuda y triste, aunque sonriente de Aurora. Se durmió enseguida pensando que había sido una gran idea organizar la comida familiar, y se alegraba mucho de haber ido."
    A L. con cariño. Concha.

    ResponderEliminar
  24. mercedes mansilla15/1/12 10:57

    no se como pero trasteando por internet he visto tu blog, me encanta, sobre todo el canario de tu tia y como soy mayor que tu, pues las Lilas, ummmmmmm que ricos los montaditos, tambien pase muy buenos ratos ahi, enhorabuena por tu nieta, no sabia nada, desde hace tres años vivo en Alemania y practicamente no se nada de nadie, un beso muy fuerte para Maria Jose y tu nieta, un abrazo, mercedes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merche un beso muy fuerte de parte de todo la familia.

      Eliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.