Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

El Metodo Científico. (1)

Todos nacemos “científicos” porque nacemos curiosos. Instintivamente, incluso desde antes de nuestro nacimiento empezamos a desarrollar un “método instintivo natural”. Nadie enseña a los bebés a mamar o a llorar cuando tiene hambre o sueño. Pero a medida que pasan los días los recién nacidos vamos “tomando nota” de todo lo que nos rodea. Vemos luces y sombras, oímos, tocamos, tenemos sensaciones físicas, frío, calor, sueño, hambre… que se convierten en sentimientos que van quedando impresos en nuestro cerebro.

Desde que nacemos interactuamos con el medio que nos rodea. Actuamos. Comparamos. Sacamos conclusiones. Aprendemos a aprender. A esa manera instintiva y natural de “aprender a aprender” se le llama “el instinto natural”.

No cabe duda que existen personas desde que nacen con diferentes instintos o cualidades. Lo cual no quiere decir nada, no implica ser ni mejor ni peor. Me consta que hay personas que entienden la música desde su nacimiento; otros entienden sin dificultad los más complicados números y otros escriben las mejores poesías y relatos jamás leídos. Ya sabemos que nuestro cerebro es capaz de desarrollar hasta ocho tipos distintos de capacidades distintas o inteligencias:   inteligencias

Vamos cumpliendo años y nuestra curiosidad va en aumento… o no. Muchas veces aceptamos los fenómenos físicos y científicos porque sí, porque los vemos a diario y como algo natural y lógico. Pero a algunos nos cuesta (y nos gusta) aprender o comprender desde las cosas mas sencillas hasta las más complicadas. Somos muy curiosos y queremos conocer el “por que” de casi todo, y tenemos que hacerlo de alguna manera mas específica.

Yo recuerdo que desde muy jovencito era muy curioso. Tanto que los regalos de Reyes Magos, como los coches eléctricos, los CinExim, etc, me duraban un ratito pues mi interés era desmontarlos y ver que es lo pasaba por dentro. Después llegó mi afición por la química, mi “laboratorio” casero de alquimia donde intentaba transmutar metales y fabricar la mejor pólvora incendiaria… los visillos de las ventanas fueron testigos de mis experimentos.

Mi cuñada Ana María Prieto  es catedrática de Lengua y Literatura y me daba clases de Lingüística en COU (antes de ser mi cuñada). A la pobre yo la tenía frita a “¿ por que?” cada vez que explicaba su asignatura. Un día ya harta de mi me dijo que me fuera a Madrid a preguntarle “por que” a Vidal Lamiquiz, que era quien había escrito el libro de texto…

Pero todos los grandes avances científicos de la humanidad se han producido respondiendo a esa simple pregunta: ¿por qué? Y la respuesta se encuentra siempre teniendo que dar los mismos pasos: Observación, Inducción o Evaluación, Hipótesis, Experimentación, Análisis y Tesis, pasos que conforman “El Método Científico”.

1. La Observación.

Desde el principio de los tiempos el hombre, curioso, observaba la Naturaleza, a los animales, a los astros en el cielo, las estaciones, los cambio que se producían en sus cuerpos. Sus observaciones fueron tan certeras que aun medimos el tiempo por los calendarios que usaban. Grandes “observadores” fueron Tales de Mileto, Anaximandro, Heráclito, Empédocles, Hipócrates, Aristóteles… su método se basaba en el sentido común y en deducir hipótesis tras observaciones repetidas.

Pero fue en el siglo XVI cuando Galileo Galilei (1564) comienza a observar otros fenómenos con “mentalidad crítica” o científica, es decir examina muchos fenómenos naturales con minuciosidad y los intenta explicar y reproducir mediante experimentos y posterior elaboración de Tesis y Leyes.

Ejemplo didáctico: Galileo observó con detenimiento la caída de los cuerpos y se preguntó cuales eran la fuerzas que los hacían caer.  Observó, concluyó y demostró que dos cuerpos con la misma masa (misma forma y volumen) son atraídos con la misma fuera por la tierra, independientemente de su peso. Es decir dos bolas del mismo tamaño, una de plomo y otra de madera, dejadas caer desde la misma altura y en el mismo instante llegan al suelo con la misma aceleración y al mismo tiempo. Fue el descubridor de la fuerza de atracción de la gravedad terrestre. Hace poco algunos amigos se han reído de mi cuando he contado esto diciendo poco más o menos que yo estaba loco… que una bola de plomo cae con mas velocidad y llega antes al suelo que una bola de madera… Galileo lo demostró desde la Torre de Pisa y lo explicó con fórmulas matemáticas en 1590… y algunos todavía no lo creen.

Otro gran “observador” y científico: Francis Bacon (1561): “Se propuso ante todo reorganizar el método de estudio científico. Percibió que el razonamiento “deductivo” destacaba entonces a expensas del “inductivo” y creyó que, eliminando toda noción preconcebida de los hechos, se podía y debía estudiar al hombre y su entorno mediante observaciones detalladas y controladas, realizando generalizaciones cautelosas. Para ello, el estudio que el hombre de ciencia hace debe realizarse mediante observaciones que deben validarse. Los científicos deben ser ante todo escépticos y no aceptar explicaciones que no se puedan probar por la observación y la experiencia sensible (empirismo)”. --> Copiado de Wikipedia.

Isaac Newton (1642), el mas grande “observador” quizás de toda la historia. Observador del Universo, promulgó la Ley de la Gravitación Universal. Merece la pena leer un poco de la vida y obra de este genio en  - Isaac Newton

Es decir la Observación es el primer paso del Método Científico.
Hay que atender “con los cinco sentidos”, recoger datos y hacer registros de los observado e intentar averiguar como y porqué suceden determinados hechos. En otras palabras, implica:

-       Atención: disposición o estado de alerta.,
-       Sensación: consecuencia inmediata del estímulo de un receptor orgánico.
-       Percepción: Capacidad de relacionar lo que se siente comparandolo con otras experiencias.
-       Reflexión: Empezar a hacer conjeturas e hipótesis con los datos obtenidos.

Lo que nos lleva directamente al punto 2. Inducción o Evaluación de los datos observados.


Continuará…

15 comentarios:

  1. Estimad@ amig@, como cada año y ya son dos mil doce los que hace que nuestro Señor Jesucristo llego al mundo para asumir y cargar con nuestros pecados, El que quiso ser hombre y nacer tal, pero el hombre apenas lo acepto, y aun mas, lo crucifiquemos, lo lamento de todo corazón. Hoy me dirijo a ti con la sana intención de desearte desde mi punto de vista cristiano una feliz Navidad llena de Paz, Amor y Felicidad, que Dios Niño te colme de vienes, esos vienes que sean de salud y amor, amor hacia uno mismo y los demás, que la pobreza y la enfermedad se vallan erradicando y poco a poco desaparezcan, que no hallan tantos niños muriendo de enfermedades, hambre y miseria que tengamos un poco de nuestro corazón puesto en ellos, que nuestros mayores sean atendidos, puesto que mañana nosotros seremos los nuevos mayores, en fin, se quedan tantas cosas en el tintero, que solo me queda dejarte un pequeño poema y desearte una muy feliz Navidad.

    Blanca luna

    Pronto llega la luz del alba
    Anunciando lo nuevo acontecido
    Sendero nevado, bien venido
    Sueño que alumbra lo prometido.

    Al alba soñaba la blanca luna
    Viendo temblar al pobre José,
    Que sintió un escalofrío
    Al hacerse la Virgen río.

    Llorando quedó la noche
    Entre pastores y suspiros,
    Que deja en un pesebre metido
    Al niño Dios recién nacido.

    Cayendo quedó la nieve
    Sobre el alba de Belén,
    Que sintió sobre sí, el bien
    Del amor divino florecido.

    ResponderEliminar
  2. Leyendo esta entrada tuya, muchas de la de José Miguel Ridao, andando entre las sombras chinescas de Juan Carlos o simplemente pasando por la taberna del Tato, soy capaz de entender conceptos e ideas y adquirir conocimientos que jamas me sentí capacitado para hacerlo. Eso lo único que me demuestra es que soy fruto del fracaso escolar; jamás tuve ningún profesor que fuese capaz de inducirme a ese interés por aprender y participar que vosotros lográis y eso que yo le ponía todas las ganas del mundo.
    Cuanto mal me hicieron entre unos pocos.
    Gracias Celso, gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Miguel de la TP. Feliz Navidad para todos.

    ResponderEliminar
  4. Rafael, eres admirable por tu manera de ser y de vivir "aprendiendo a aprender" cada día... eso es lo que cuenta amigo.
    Un abrazo fuerte y que pases la Navidad sin coger muchos kilos...
    Muchas gracias a ti siempre.

    ResponderEliminar
  5. Si perdemos la curiosidad, estamos muertos.
    Celso, seguir tu blog ha sido la mejor decisión que he tomado en 2011. Te deseo una muy feliz Navidad para ti y toda tu familia.

    ResponderEliminar
  6. Celso, ¿y que me dices de la intuición, ésa intuición profunda en el sentimiento o pre-sentimiento que llega a ser después real en algunas ocasiones?. Se que ésta cuestión no tiene fundamentos científicos, pero sé que sabes que está ahí.-
    Por cierto, te presento a mi amigo Gusy, buena gente, Gusy Celso, Celso Gusy.-

    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  7. Encantado de conocerte Gusy. Gracias por tu elogio. Muy Feliz Navidad tambén para ti y los tuyos.
    Veo que te gusta el viejo Capitan Hadock.... ¿ o es la Castafiore?

    ResponderEliminar
  8. A mí me gusto lo de pregúntale a Vidal Lamiquiz,me hiciste reír.Yo también era una preguntona de cuidado y alguna vez tb me cortaron pero eso ya en la uni, no en el insti; que me tenían más mimada.

    ResponderEliminar
  9. Mi abuela Delia, la madre de mi madre, era una persona buena y sabia. No entendía de cosas cientificas ni falta que le hacía. Yo la veía muchas veces sentada, serena y pensativa. Un día le pregunté que cómo se debía actuar en la vida y me contestó: "Como tu creas que es mejor, porque es imposible contentar a todo el mundo".
    Aquellas palabras no las he olvidado, y aunque parezca una obviedad lo que me dijo, no lo es para nada. Hace poco ha hecho años que se fue -muchos-, pero yo la quiero y la recuerdo. Concha.

    ResponderEliminar
  10. Concha, para nada es una obviedad. Como no se tenga bien presente eso que dijo tu abuela Delia, no es posible conseguir ni un poco de felicidad en esta vida. Porque vayas donde vayas y estés dónde estés es imposible contentar a todo el mundo.Y gente que te cuestiona sin más razón que el beneficio propio, simplemente porque puede sacar beneficio de cuestionarte y de que otros te cuestionen. Aprender a que no te afecte no es tan fácil.

    ResponderEliminar
  11. Garcias Anonim@, así es. Concha.

    ResponderEliminar
  12. He querido decir, ¡gracias!. Bien sabias son tus palabras Anonim@. Concha.

    ResponderEliminar
  13. Celso, qué me gusta yo Charran. Sólo te diré Chapó. Un abrazo. B. Vea

    ResponderEliminar
  14. Chapó, me uno a tí B. Vea.-
    Lourdes.-

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.