Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que mejor canta los fandangos muy malamente del mudo. Ronco a compás de Martinete.

LAS ABUELAS DELIA

Quiero hablar de dos mujeres muy importantes en la vida de las familias Pareja-Obregón, tanto para los Pol como para los López-Pazo. Se trata de las dos primas hermanas Delia Tornero de Orta y Delia Noval de Orta, que se criaron juntas como hermanas en la Sevilla de los años…..

Para iniciar la historia nos remontamos al Alosno donde Manuel de Orta Limón se casa con su prima María Blanco de Orta y tienen un hijo, Juan José de Orta Blanco, un alosnero nacido en 1836, que emigró a Argentina en 1862 supongo que a buscarse la vida. Allí conoció y se casó con una dama que se llamaba Ana Sousa-Martins Rocamora, hija de Antonio Sousa-Martins Branco de Hasedo, portugués y de María Dolores Rocamora y Cruz, uruguaya de Montevideo.

El alosnero Juan José de Orta Blanco y la argentina Ana Sousa-Martins eran aficionados a la coyunda pues tuvieron trece hijos: Juan José, María Manuela, Ana, Dolores, Manuel, Emilia, Elena, Eduardo, Elisa, Roberto, Delia, Fernando y Enrique de Orta y Sousa-Martins. Los ocho primeros nacidos en la Argentina y los siguientes en España.

Según me cuenta mi madre, el bisabuelo Juan José al llegar a España se instaló en Sevilla y compró una casa esplendida en la Plaza de San Martín, que se conserva ahora igual que entonces. Veraneaban largas temporadas en Cartaya, donde se casaron y quedaron a vivir algunos de sus hijos e hijas.

María Manuela de Orta y Sousa-Martins, nace en Buenos Aires en 1869. Al llegar de niña a Sevilla vive en la Plaza de San Martin. Se casó con Juan Tornero Toresano, y tienen tres hijos: Fernado, María Luisa y Maria Delia Tornero de Orta.

Delia de Orta y Sousa-Martins nació en Sevilla en 1883 en la casa de sus padres. Se casó en Sevilla con Antonio Noval de Celis, que vivía muy cerca en la calle Cervantes, era militar y marino mercante igual que todos sus hermanos. Tuvieron dos hijas María Teresa y Delia Noval de Orta que también nació en la casa de sus abuelos en la Plaza de San Marín.

El marino Antonio Noval se olvido de volver de uno de sus viajes, creo que a Argentina, por lo que mi bisabuela Delia su tuvo que ir a vivir con su hermana María Manuela, de tal manera que las primas se criaron juntas en la misma casa como hermanas.

Bueno pues ya tenemos ubicadas en Sevilla a las dos primas hermanas Delia Tornero Orta y Delia Noval Orta.

Delia Tornero Orta se casó con Ramón Pol Carbonell y tuvieron dos preciosas hijas, Maria Luisa Pol, casada con Francisco Nuñez Naranjo y Delia Pol Tornero, casada con Juán de Dios Pareja-Obregón Garcia.

Delia Noval Orta (Chichí) se casó con mi abuelo José López-Pazo Ganzinotto y tuvieron cinco hijos: Delia (Jaime de Toro), Pepe (María Isabel Terrades), Carmen (Juan Peña) y Lucia (Jaime Gastalver) y Pilar Lopez-Pazo Noval, casada con Celso Pareja-Obregón García, que la pongo al última pero es la mayor de los hermanos.


Ahora escribe mi prima Rocio Pareja-Obregón Pol:

Eran primas hermanas, hijas de María y Delia Orta Sousa-Martíns, nuestras bisabuelas. No sé si sabéis que eran argentinas (de ahí nuestra pasión por el tango). Miembros de una familia numerosísima. Todavía en Sevilla se cuentan sus historias.
Vivían en la Plaza San Martín, en una preciosa casa sevillana que todavía existe. Todas las noches, hacían una representación de teatro en su salón, el balcón abierto y lo escuchaban todos los vecinos. Se disfrazaban, declamaban a voz en grito, cantaban y al final saludaban ante el aplauso de los espectadores figurados. Gratis sesión de tarde. Cuentan, que por la tarde las niñas, se disfrazaban de pueblerinas, con delantal, pañuelo en la cabeza y canasto en brazo y se iban a dar paseos por delante de los coches de caballo y se llevaban mil piropos de los cocheros. Se rellenaban con cojines, para estar de más buen ver a la moda del tiempo. De Emilia, otra prima, se enamoró un espectador, que se declaraba perdidamente enamorado de su trenza rubia que le llegaba a la cintura. La realidad es que tenía tres pelos, y se ponía una peluca, por lo que nunca bajó del balcón y se limitó a pelar la pava desde arriba para que no descubriera su engaño. Tiraban una cuerda para que los admiradores treparan y a mitad de camino lo dejaban caer. Ninguno llegó al balcón. 
La bisabuela María, era muy coqueta. Ya muy viejecita, cruzaba las piernas y le decía a mi madre que admirara la blancura y la finura de su piel. Vamos, que sentía una admiración por si misma tremenda. Cuando nuestras bisabuelas enviudaron, se fueron a vivir juntas a una misma casa con todos sus hijos. Y allí los criaron en una casa sevillana todos juntos. Y es allí, donde se crían las dos Delia. Eran más hermanas-primas que primas-hermanas. Todo lo hacían juntas. Una noche, salieron del teatro las dos muy nerviosas porque un pollo pera guapísimo, ojos azules, metro noventa, elegante y con un porte que daba miedo, las había estado mirando desde "el gallinero" toda la noche a ellas, abajo en butaca.
Se dieron cuenta que las seguía y Delia (Tornero), le dijo a Chichí (Delia Noval): Se ha enamorado de ti seguro… porque la admiración que sentía por su prima y su belleza le daba a ella por pensar que aquel hombretón no podría mirarla a ella, porque iban a parecer "la una y media".
Se equivocó. Ramón Pol Carbonell, se fue a una cerillera y le pidió el nombre de esa dama. Al día siguiente, le envió una carta por debajo de la puerta del zaguán que empezaba "Adorada Dalia:..." Y continuaba una preciosa carta de amor a primera vista y le pedía permiso para pasear su calle. Después vino lo de hablar por la ventana. Después noviazgo y boda. Y amor eterno, que es lo que sintieron el uno por el otro. Sin una sola pelea, ni una mala frase, ni una discusión. ¡Que maravilla para mi recuerdo¡. Eso me enseñó lo que debe ser un matrimonio.
Después se casó Chichí con José López-Pazo Ganzinotto, otro hombre guapo y bueno donde los haya. Se llevaba a la gente de calle por su simpatía. Por su trabajo es por donde se separan las primas, pues se van a vivir a Huelva.
En  Cartaya,  era donde nuestras abuelas pasaban veranos y temporadas con ella (de ahí nuestro amor por esa tierra). 
Y los dos matrimonios, tuvieron la suerte de tener las hijas mas guapas de Sevilla. Que no es presumir, es que lo eran y punto. Carteles de feria, carteles de Semana Santa, postales de Sevilla, ahí, las caras de nuestras madres con mantilla, blanca o negra, vestidas de flamenca, en los toros. Un espectáculo. Por como están educadas y formadas nuestras madres, es de dónde yo aprendí como se deben educar a los hijos.
Las dos dedicaron su vida entera a lo mismo. A querer a su marido, a educar y adorar a sus hijos, a mimar a sus nietos, a disfrutar de sus biznietos.
Eran sabias. Servían para las labores más difícil de la vida. Sabían escuchar, acompañar, aconsejar, divertir, charlar, opinar, querer, enseñar, apoyar. Y es que eran buenas, tolerantes, flexibles, divertidas, enfermeras, jardineras, cocineras, amantes y amadas, con una elegancia sencilla y natural por encima de cualquier moda. No necesitaban más. No había un atisbo de sofisticación en sus vidas.  Siempre una sonrisa, una mano amiga a tu lado. Una ayuda para todo el que lo necesitaba.  Nos dejaron por herencia ser recordadas y lloradas por una multitud de personas a las que ayudaron sin que nadie lo supiera porque les hacía falta. Y allí estaban ellas, unas ONG andantes que daban más de lo que tenían y podían. En sus entierros caras anónimas llorando en la puerta de la iglesia. Consideradas SEÑORAS, a palo seco, con mayúsculas, por ellas mismas.
Gracias a ellas, aprendí, que no hay nada como educar con el ejemplo.
¿Qué haría mi abuela? me pregunto en los momentos difíciles. Solo tengo que recordarla para saber la respuesta.
No sólo es la sangre Pareja la que nos une. Nos unen las dos Delia, grandes donde las haya, merecedoras de unas cuantas páginas del blog de Celso.


Sigue escribiendo Rocio:


 Mi padre (Juan de Dios), apareció en Cervantes, de manos del tuyo (Celso), que era ya novio de tu madre (¡que favor le hizo). Mi abuelo Ramón lo caló, y no lo quería ni en pintura, pero tuvo una aliada, la bisabuela María, que se volvió loca de como tocaba a la guitarra "El emigrante", debía ser que eran familias de emigrantes, y todos los días le pedía a tu padre, que llevara a Juanito a tocar la guitarra. Mi abuelo tragando el pobre. Y ella, la abuela, le decía a mi madre: A quién le tiene que gustar es a tí, tu no hagas caso de tu padre.
En Feria, tu madre se venía a Cervantes con la mía. Para mis abuelos, era una diosa, por su belleza y además la adoraban. Así que como eran tan guapas, la calle Cervantes se llenaba de caballistas desde muy temprano. Hacían cola para poder llevarlas a la grupa. Esto es cierto y me lo han contado ellos mismos. Mi abuelo, cuidando de ellas, escogía a los mas seriecitos y formales para tu madre y la mía y te digo, que los conozco y eran feos y pardillos pa reventá.
Los guapos peligrosos, los mejores, se ocupaba mi abuela de que montara a amigas que se juntaban allí porque no tenían pretendientes y las iban colocando a todas encima de una grupa. Tu madre y la mía a buen recaudo, con mi abuelo mangoneando en su caseta, negras de los esperpentos elegidos, y las otras, encantadas aprovechando las mejores sobras del festín. ¡Que arte¡.
(Tengo una revista antíquisima llena de fotos de las dos, te la voy a copiar y enviar "Carmen de España 1952" esa es la exclusiva de la revista. Pa morí.
Primo, ¿Qué hay de extraño en que tengamos nosotros a Ana y Triana? Yo siempre pienso, tan guapas como sus abuelas…

PD: Yo, Celso, suscribo todas y cada una de las palabras de mi queridisma prima-hermana hermana-prima Rocio


26 comentarios:

  1. Celso y Rocío, precioso lo que habeis escrito, me he hecho un poquito de lío, pero la voy a leer otra vez porque es una historia preciosa, aunque sé lo fundamental.
    Mis primos hijos de tío Juan de Dios, son primos dobles, nuestros padres hermanos y nuestras madres primas porque sus madres eran primas hermanas......Total la sangre casi igual..
    !!Vivan las dos abuelas Delia!!....dos mujeres a seguir de ejemplo que dieron al mundo unas mujeres buenísimas y bellísimas. Y que me decís de la belleza de mi morena Lourdes....otra que de casta le viene..
    Lourdes Pareja-Obregón.-
    !!Que bonito!!...voy a dar una vuelta por
    "Mi Dios".-

    ResponderEliminar
  2. Primo, la historia de mi padre que te la mandé por mail, como la vea mi padre me mata... jajja
    Está claro ya de dónde venimos a Dios gracias.Efectivamente Lourditas es guapa para reventá, como todas las descendientes de las abuelas que tienen.
    Lourdes, estás dando una vuelta por el blog, siguiéndote ando loca con las teclas. Hoy te ha dado por dar un paseito, por lo que veo. Besos familia . Rp

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita historia la de las 2 primas Delias, Celso-primo-hermana-Rocio. Sobre todo las anécdotas que ha contado Rocio. Doy fé que nuestras abuelas han dejado una huella muy profunda en nosotros. Me encantaba sentarme con mi abuela, y también lo hice alguna vez con la tia Chichi en El Rompido, a oirlas contar anécdotas de sus tiempos. Te podías pasar horas con la boca abierta. Que dos mujeres con más gracia!! Lo bien que se lo estarán pasando ahora!!! Yo también me llamo Delia y llevo con orgullo ese nombre. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Paseando estoy prima....jajaja guapa..qué bonito escrito...Lourdes.-

    ResponderEliminar
  5. Mi abuela era especial...no porque yo lo diga,sino porque todo el que la conocio me lo comenta.
    No hay dia que no la recuerde,porque marco con su arrolladora personalidad nuestras vidas para siempre.
    Pensar en ella es recordar la casa de la C/Cervantes...olores de estropajo y jabón verde,de orin de gato,naftalina,laca ellenete,champu geniol de fresa o huevo,y a "cuchuflo"(el famoso cuchuflo de la abuela).
    Cuando reia a carcajadas(que era a menudo)se ahogaba por su asma, sacaba su "cuchuflo"(ventolin)y se daba un "cuchuflazo",jamas dejo de reir por eso.
    Adoraba a su prima Chichi,a la que consideraba la mujer mas bonita del mundo,nos enseñaba con orgullo las fotos de juventud de la tia Chichi,y no exageraba,pues aún yo conservo alguna y era realmente de una belleza excepcional.La complicidad que las unía las hizo ser hermanas- primas,y tener anecdotas como para escribir un libro...
    Ella, era todo lo bueno que puede ser lo transparente,lo simple,ella era una luchadora por algo tan sencillo como su familia,era la alegria de la casa,era el centro de reunión,era capaz de solucionar los problemas con sus tejemanejes,era una casamentera nata,era una maga que convertia lo negativo en positivo a golpe de cariño y a su vez era capaz de ser una educadora dura y hacerse respetar.
    No hemos podido tener mejor suerte por haber podido disfrutar de ellas,por llevar sus genes,y por poder recordarlas eternamente.MMNP.

    ResponderEliminar
  6. !Que te quiero prima MDMNP¡ Que verdad tan grande todo lo que dices¡
    Tuve el orgullo de tratarla como como sobrino-nieto y como médico muchos años... tan linda, sin una queja nunca, jamas, no quería que yo fuera a verla para no molestarme... era una "abuelita" especialmente cariñosa con todos nosotros... ¡ Que arte de mis Delias por Dios!

    ResponderEliminar
  7. MDMNP, qué bien escribes hija, con cuanta gracia, se nota el arte y la creatividad de tu personalidad. Un beso enorme prima.-
    Lourdes Pareja-Obregón.-

    ResponderEliminar
  8. MI ABUELA DELIA.-
    Tenía cuarenta y tres años cuando nacimos Concha y yo.
    Los rasgos de su carácter y la sensación que tengo de sus recuerdos, es el de una mujer tranquila, sosegada, prudente y buena.
    Jamás la ví alterarse ni decir una palabra más alta que otra, ni hablar más o menos de la cuenta, era precisa y sabia, fuerte y comprensiva con todo.
    Arreglada por dentro y por fuera llevaba la vida con calma y precisión, le daba tiempo al tiempo a las cosas y sabía esperar y dominarse sin perder la compostura.....ese gen maravilloso que yo por desgracia no he heredado de ella.
    Me gustaba estar a su lado, me calmaba su serenidad, su respiración pausada, muchas veces se sentaba tranquila sin hablar a mirar a ninguna parte, ella misma...
    Te quiero y te quise abuela Delia, una vida completa con sus luces y tragos amargos, pero llevados con una dignidad y una fortaleza admirables...
    En su memoria..Del Padre del Hijo del Espíritu Santo..
    Lourdes.-

    ResponderEliminar
  9. ME GUSTA ESTA PÁGINA MUCHO. Huele a cariño, transmite familia, recuerdos. Una vez leí un proverbio que venía a decir que nadie muere mientras que se le recuerda. Por eso, ellas dos se han ganado la inmortalidad. Hasta los biznietos las recuerdan. Para que decir sus hijos y nietos. Viven entre nosotros, porque en el día a día, las recordamos, en las más pequeñas cosas que nos enseñaron, en un guisote, en una costura, haciendo punto, en una opinión,... se viene a la cabeza "esto me lo enseñó abuela Delia". Hay gente que cuando se va, nadie los recuerda, y a veces hasta para lo malo. Imaginaos, las dos en el Cielo, en primera fila, viendo el blog de Celso, el orgullo tan inmenso que deben de estar sintiendo. "QUERIDÍSIMAS ABUELAS",eso si que es un título póstumo, ni cruces, ni condecoraciones, ni condesa, ni duquesa. El inolvidable recuerdo que han dejado para siempre. Inolvidables Delias sois dos grandes de vuestra familia. RPO

    ResponderEliminar
  10. Y GRACIAS A TÍ ROCÍO POR TRAERNOS MÁS SI CABE SUS RECUERDOS....
    CONCHA, RESPETANDO TU OPCIÓN...SALTATELA UN MOMENTO Y DÍ UNAS PALABRITAS DE LA ABUELA...AUNQUE SÉ QUE SE LAS DICES A SOLAS, PERO NO ESTARÍA MAL ¿NO CREES?...LO QUE QUIERAS..UN BESO TU GEMELA LOURDES..

    ResponderEliminar
  11. Lourdes, me salto mi opción con muchos gusto. Ayer te dije la verdad, y es que le estuve rezando a abuela, aunque eso no es raro en mí, pues le rezo con mucha frecuencia. Me dicen algunas personas (lo digo con infinita humildad) que me parezco a ella, y no lo digo por lo guapísima que era, que ojalá yo hubiera heredado su belleza, sino por su caracter, que tú has retratado maravillosamente bien, y que aunque no lo creas, siento decirte que tú y yo somos gemelas, así que date por aludida en el buen sentido de la palabra. Recuerdo su pequeño lunar en el dorso de la mano derecha, su olor a rosas de su crema de la cara, y su mirada bondadosa a más no poder. Siempre te he querido y siempre te querré abuela Delia. Concha

    ResponderEliminar
  12. ¡¡gracias por saltarte tu veraneo del blog¡¡ Estaba esperando que decidieras entrar. Tu entrada en esta página era precisa porque yo sé cuanto querías a tu abuela. Besos prima. RP

    ResponderEliminar
  13. ME ENTRISTECE MUCHO RECORDAR EL MOMENTO, PERO POR JUSTICIA Y AGRADECIMIENTO TENGO QUE DECIR, QUE MI ABUELA, GRACIAS A CELSO, A SUS CUIDADOS, Y A SUS SABIOS CONSEJOS, TUVO UNA MUERTE DIGNA. NO TUVO QUE VENIR LA MINISTRA A ENSEÑARLE COMO NI DONDE. GRACIAS CELSO, FUISTE UN ÁNGEL DE LA GUARDA PARA MI ABUELA Y TODOS NOSOTROS EN ESOS MOMENTOS. RPO

    ResponderEliminar
  14. y COMO NO ME GUSTA EL TRECE Y LO QUE DICE ROCÍO ES LA PURA VERDAD...OLÉ MI HERMANO, MI ABUELA, MIS PRIMAS, MI MADRE, MIS HERMAN@S, MIS HIJOS, MIS PARIENTES Y TODOS LOS QUE ENTREN EN ESTE BLOG...OLÉ MI TÍA, Y VIVA YOOOO, AMERICANOOOOOOOO, NANINONANA........

    ResponderEliminar
  15. Ah, soy Lourdes.-

    ResponderEliminar
  16. Nuestras abuelas eran únicas, yo me alegro todos los días de haber vivido con la mia muchos, muchos días, y haber podido aprender de ella lo más importante: su sabiduría y su ejemplo; no había nieto que no la quisiera, todos le teniamos un cariño especial, siempre con la casa llena, siempre con algo de más en la despensa por si alguno se dejaba caer por allí, o se lo zampaba ella, jajajja, chuchona cantidad, graciosa "pa jartarse de reir", sus modelitos caseros nada le envidiaban a coco chanel! para mí ha sido única!!! he sentido tanto imán por ella, que aún hoy de vez en cuando cojo el teléfono para llamarla, es como si estuviera ahí de hecho está, para mí no se ha ido.
    Supongo que a vosotros os pasará igual con la famosa "tia chichí" que no había dia que mi abuela no la nombrara o me preguntara si yo la veía por Huelva, también le teniamos todos un especial cariño, ambás dos eran muy parecidas, sus obras caritativas aún las contamos como anecdotas familiares, tenían apadrinados a media ciudad, abonados diariamente en cada paseo matutino, nunca olvidaré en la despedida de tia chichí en la Iglesia de la Concepción, había en la puerta cantidad de pobres llorando su adiós, fué entrañable.
    A mi algunos viernes preferia irme con MMNP a casa de la abuela a ver Curro Jimenez, que salir de marcha, jajjaja, os lo prometo no nos perdiamos un capítulo, y los desayunos de los domingos de churritos con chocolate, irrepetibles, y el pasté de papas y el pollo al horno..... jajjajaj, herencia de chuchonas que nos han dejao, en parte todos somos un poco Ortas.
    Ese cariño tan bonito de las abuelas, esa complicidad, esa permisividad (nos perdonaba la media horita más tarde de salir) y sus cotilleos..... tan divertidos!!!!

    por ello creo que tenemos en ella un gran ejemplo a seguir, espero ser la mitad de abuela que ella, con ello tengo exito asegurado!!!!
    besos a todos los que nos consideramos nietos!!!


    c.s.

    ResponderEliminar
  17. Celso, la abuela te adoraba, y nunca olvidaremos tu sensatez en esos momentos tan dificiles al aconsejarnos lo que teniamos que hacer, es lo que ella quería, se despidió rodeada de su familia en su cama con sus perras, en paz, estuvo y está entre todos nosotros, gracias,

    ResponderEliminar
  18. A. Ramírez20/11/11 09:40

    ¿Juan Tornero Orta, jugador de fútbol en 1917 era hermano de Delia Tornero?

    Gracias y saludos

    ResponderEliminar
  19. Hola A. Ramirez, yo no lo sé con exactitud, pero supongo que si. Se lo preguntaré a mi prima Rocio que seguro que lo sabe.

    ResponderEliminar
  20. Si, era hermano de mi abuela Delia. Murió muy joven.
    Fué jugador del Sevilla. A mi me contó abuela que jugaba en Italia (donde vivía), cuando llegó al Sevilla, yo no entiendo nada de futbol pero dicen que traía una forma de jugar distinta. Gran jugador.
    Eso es lo que me contaron. Besos primo. RP

    ResponderEliminar
  21. A. Ramírez21/11/11 08:14

    Me gustaría entrar en contacto con Vd. sobre un asunto del referido jugador sevillista que a buen seguro será de su interés.
    Puede entrar en contacto conmigo en el siguiente correo;
    Historia@sevillafc.es

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  22. A. Ramírez21/11/11 13:24

    historia@sevillafc.es

    Es todo con minúsculas, disculpe.

    ResponderEliminar
  23. Estimado señor, le envié un correo a doctorpareja@...
    Desconozco si le llegó.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  24. Si señor A. Ramirez. Lo recibí y le conteste el 21/11/11.
    Muchas gracias.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  25. A. Ramírez29/11/11 19:36

    Disculpe de nuevo pero quizá tenga mal mi correo.
    ¿Recibió la foto que le envié?
    Ahora no puedo darle más señales sobre el asunto pero a buen seguro que les alegrará sobremanera.
    Nadie muere del todo mientras se le tenga en la memoria.
    Nuevamente le pido disculpas si parezco un pesado.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  26. Celso, te voy a contar una cosa que me paso a mi que creo que te gustara porque esta relacionada con este tema;como sabes, igual que a ti, me han gustado mucho los fandangos y en mi epoca joven yo me iba con nuestro primo Jose Manuel Damas a toda fiesta que habia en el andevalo;un año nos fuimos a la fiesta de San Juan en Alosno,que si no has ido,no te la pierdas,Jose Manuel conocia alli una gente y nos fuimos a casa de estoa señores,alli habia cante por fandangos para llorar,con palomitas de aguardiente y dulces de la zona,en un momento alguien que me habian presentado dijo que yo era Pareja Obregon y conocian como es normal a tio Manolo y a papa,cante una sevillana con Jose manuel y todo muy bien;en unos de los descansos,un señor mayor me dijo que que me tocaba a mi Jose Lopez Pazo,le dije que mi abuelo y el hombre se alegro mucho pues aunque era del Alosno vivia en Huelva,era representante de productos farmaceuticos y era muy amigo del abuelo,se llamaba de apellido Orta y me conto que era primo segundo de la abuela Delia,pero que se conocieron cuando el se hizo amigo del abuelo,siento no recordar mas datos pero fue hace mucho tiempo y este señor era de la edad del abuelo,lo que si me dijo que la raiz de la abuela,como bien has dicho es del Alosno.

    ResponderEliminar

Para hace comentarios libremente has de tener una cuenta de Google: loquesea@gmail.com
Solo se tarda un minuto, si acaso.
GRACIAS COLEGAS.