Casos Clínicos

Mi foto
Sevilla, Huelva, El Rompido, Andaluz.
Licenciado en Medicina y Cirugía. Frustrado Alquimista. Problable Metafísico. El que peor canta de Europa. Ronco a compás de Martinete.

A veces soñamos.

A veces soñamos.
Es una opción válida.
Un pez no piensa en nadar.
No sueña.
Un robot no duerme.
Una piedra blanca tiene color.
Un silencio a veces suena como un alarido lastimoso.
Yo los oigo.
Un dolor es algo real, como un pez.
Un robot repite movimientos ordenados.
A veces soñamos. 
Es una opción agradable.
Un ave no sabe que puede volar.
Solo vuela.
El dolor es como apretar el cuello a un pajarito.
Terrible y vacío.
Innecesario.
Los dementes están siendo televisados.
Aprietan y ahogan a seres humanos.
Brutales. 
Tu semblante lo dice todo.
Y yo quiero llorar y no puedo.
Me comporto como un robot cada vez que me olvido del horror.
A veces soñamos.
Me alegro de verte.
Y yo a ti.
Pero el dolor sigue abriendo camino en el sentido común de nuestra existencia.
Aunque yo no lo perciba.
Tu si, amigo mío del alma.
Y no es un sueño para ti.
Te veo morir en diferido.
Y siento que algo se muere dentro de mi.
La inocencia, o lo que queda de ella,
La felicidad de creer en la humanidad.
La inútil fe en la bondad.
La paz.
A veces soñamos.
Y otras veces no.

Libertad de Expresión.

Hago uso de mi Libertad de Expresión:

Expreso mi total indignación  por lo ocurrido estos días atrás en Francia. Asesinatos de inocentes. No a más muertes en nombre de la Libertar de Expresión.

Libertad siempre. El Hombre nace libre y debe morir libre. No acepto otra opción.

Expresión libre sin cadenas ni censuras, pero siempre que no se use para ofender , humillar o recortar la libertad de otras personas. Eso es insultar. Mi libertad de expresión termina cuando se acerca a tu dignidad personal.

 “Libertad” se escribe con la sangre de muchas personas anónimas y con el esfuerzo de siglos contra la injusticia. E injusticia es usar la “expresión” desaforada e injusta para ofender a la libertad del hombre.

Expresión siempre, pero dentro de un orden. Sin chillar. Sin ofender. Sin salpicar. Con respeto. Con educación. Con espíritu constructivo.

Si yo soy libre es porque puedo expresar “libertad” sin miedo. Y no debo tener miedo a pensar en voz alta, a hablar, a dibujar, a escribir ni a soñar. Y mi alma libre debe respetar lo que piensen, dibujen, escriban y sueñen los demás.

La Libertad nos da el máximo acceso a los que no piensan como nosotros. Y nos permite la expresión de nuestras opiniones al respecto, como hago yo ahora.

Las personas libres tenemos y debemos promover esa cualidad individual que no debe ser profanada: el respeto humano.

Libertad y Expresión para todos los hombres del mundo, no solo para unos afortunados.

Sea cual sea mi color de piel, mi raza, mi origen, mi país, mi religión, mis ritos y costumbre, me merezco ser respetado. Y debo respetar las religiones, ritos, costumbres y maneras de vivir de los demás, sean cuales sean.

Y no es justo ampararnos en sátiras ni en chistes para humillar, insultar y provocar a las personas que adoran a su dios y a sus profetas llámese como se llame, ya sea occidental u oriental.

Y por esta transgresión de la Libertad de Expresión han sido asesinados millones de inocentes.

Porque inocentes mueren en todo el mundo cada día con el pretexto de la libertad de expresión. Te mato porque no piensas como yo. Abominable uso de la libertad de expresión.

Fanáticos “religiosos” que en nombre de su “libertad de expresión” secuestran, violan, venden y matan a niños por ser cristianos, musulmanes, hinduistas o por no ser de la religión preferida por los asesinos. ¿Es eso Libertad de Expresión?

Nunca podré existir PAZ con este uso perturbado de la “libertad” y de la “expresión”.



Feliz Año Nuevo

En estos días navideños nos felicitamos unos a otros con el deseo que el año nuevo que comienza venga cargado de felicidad. Imagino que -como decía la canción- lo que nos deseamos es: “tres cosas hay en la vida de salud, dinero y amor, y el que tenga esas tres cosas que le dé gracias a Dios…”

Yo quiero hacer una reflexión al respecto y empezaré -sin querer ser agorero- con una verdad absoluta e irrefutable para que sirva como inicio de mi felicitación a todos ustedes: El único y verdadero patrimonio que tenemos todos y cada uno de nosotros es el tiempo que nos queda de vida. Lo demás son circunstancias. Y creo que ese importante patrimonio que tenemos -La Vida- debemos conservarlo y darle buen uso para alcanzar nuestra felicidad y la de quienes nos rodean.

Como médico me afano en estudiar como preservar y mejorar la salud y la vida de mis semejantes desde los mas indefensos aun en las barrigas de sus madres hasta los mas desvalidos ancianos. Los que me conocen, bien saben lo que quiero decir. Y puedo aseguraros que este empeño por la vida aporta mucha felicidad. (Y aprovecho para saludar y felicitar al señor Alberto Ruiz Gallardón por su valentía antiabortista, ahora que no me escucha nadie).

Cada año nuevo nos proponemos alcanzar objetivos varios y renovar propósitos atrasados, intenciones a veces poco rigurosas o disparatadas perdiendonos en metas inalcanzables o espurias, cuando las condiciones básicas para ser medianamente felices las despreciamos e ignoramos. Quiero decir que no pongamos muy alto el listón de nuestros objetivos y comencemos a subir peldaños uno a uno. Si vamos consiguiendo día a día pequeños logros en poco tiempo obtendremos resultados satisfactorios, nuestra autoestima crecerá y nos sentiremos satisfechos. Expectativas bajas y asumibles.

Estos planes (y un deseo) son los que yo propongo para comenzar el año 2015:

Dejar de fumar. Sin dudarlo y desde el primer día. No encienda nunca más un cigarrillo o un tabaco cualquiera. No se suicide en cada aspiración de humos cancerígenos. No impregne de venenos volátiles invisibles el aire de quienes respiran a su alrededor. Es conveniente dejar de fumar, sobre todo antes de que el fumar lo deje a usted. Es posible dejar de fumar, existen centros especializados para ayudar a los fumadores que deseen desengancharse. Es imperativo conseguirlo para mantener la salud –la vida- y sé que el éxito lo pueden disfrutar a corto plazo.

Control de estrés. El estrés es bueno para mejorar algunas prestaciones laborales y profesionales. Y punto. El estrés desmedido y desordenado es origen de ansiedad, angustia y desesperación. Y aunque no debemos psiquiatrizar los comportamientos angustiosos puntuales y los trastornos psicosomáticos autolimitados tampoco debemos trivializar el estrés continuado. No es saludable vivir con estrés persistente. Muchos trastornos digestivos son originados por el estrés, por ejemplo: al comer hay que masticar muy bien los alimentos y tragar despacio y disfrutar de la comida, no engullir como los pavos. Igualmente al hacer ejercicio en el gimnasio o en el parque hay que disfrutar del momento y sacar provecho del esfuerzo, no correr despavoridos en la cinta o entre la maleza con la lengua afuera como si perdiéramos el ferrobús o empeñarnos en levantar palancas mecánicas como autómatas sin orden ni concierto. Serenidad y disfrutar cada momento en su justa medida nos aporta felicidad.

Trabajo y sueldo para todos. No me olvido del terrible problema del paro. Indudablemente el trabajo es necesario para realizarnos como personas y precisamos del dinero para pagar las facturas y hacer frente a las necesidades básicas. Necesitamos dinero contante y sonante ganado honradamente. Satisfacción por el trabajo y tranquilidad a fin de mes. Esto es lo que nos prometen los políticos pero la realidad es otra: paro y desolación.

En estos tiempos convulsos de tantas pandillas de golfos apandadores inmorales e incultos, de políticos rastreros y engañabobos, de botarates con corbata o pajarita que resaltan cada día en los noticiarios por las grandes cantidades de dineros que han amasado al margen de la ley, yo propongo una revolución soterrada de ciudadanos anónimos que nos tomemos las cosas con lógica serenidad y coherencia, con honestidad y paciencia, en la absoluta seguridad que de esa manera la verdad y la honradez se impondrán como necesarias virtudes humanas y no solo como el estribillo de una canción olvidada y que el día de mañana nuestros hijos y nietos gozarán de una sociedad mas justa y equilibrada donde todos tendrán acceso al trabajo bien remunerado.

Potenciar las relaciones humanas. Conversar. Charlar. Hablar. Expresarse. Decir cosas. Comunicarnos con la palabra. Despreciar en lo posible las nuevas tecnologías de guasap y feisbuk si podemos decirnos cosas cara a cara y mirarnos a los ojos. Y lo digo porque el día de mañana, no dentro de muños años, los neurólogos nos dirán que para frenar las demencias seniles vasculares y el Alzaheimer lo mejor es que nos relacionemos, hablemos y discutamos y que nos esforcemos en estrechar los lazos familiares y afectivos al máximo posible y sin límite de edad, nunca apartando ni obviando a nuestros mayores por muy abuelitos que parezcan.

Tener ilusiones e inquietudes. Sin demagogias por favor. Desde hacer punto de cruz hasta construir cohetes con envases de refrescos. Hagamos lo que nos salga de las manos… o del cerebro. Leer, pintar, escribir, meditar, hacer yoga o taichí, meditación trascendental o adoración nocturna, filosofía o metafísica. Actuar y disfrutar. Aprender mil cosas. Enseñar lo que sabemos. Darnos a los demás y disfrutar con ello. Recuerdo cuando de niño nos animaban en mi colegio de los Jesuitas (Portacoeli) a ir a los asilos a ayudar a los ancianos y la gran felicidad que esos días nos proporcionaban. Recuperemos ese espíritu de la infancia altruista e inocente. Seamos felices haciendo felices a los que nos rodean.

Amar señores, amar.


Feliz año nuevo.

Diciembre de 2014

Ya en la cama escuchando con los cascos -porque si nó no escucho valga la redundancia de los noes seguidos - en Spotify a Sabicas tocando la guitarra o a quien me de la real gana y escribiendo sin pensar en grandes cosas tan solo dejándome llevar por mis dedos en el teclado aunque me gustaría poder escribir sin apretar teclas sino solo pensando y que las letras salgan solas una detrás de otra formando frases o hablando y grabando y que se escriba en la blanca pantalla todo lo que pienso no eso no todo lo que digo porque si aparece escrito lo que pienso para que queremos más.

Dice patxiandion que le está doliendo una pena y se tiene que callar pues yo creo que a todos nos pasa un poco lo mismo que nos duele una pena penita pena y nos aguantamos unos mas y otros menos. Yo por lo menos de vez en cuando me gustaría dolerme en la boca de riego como los toros bravos sin doblar y sin abrir la boca pero eso es tela de difícil porque no nos dan la oportunidad siquiera de ser toro bravo, solo nos dejan ser borregos o terneros que vamos al matadero sin rechistar como han ido muchos hombres buenos e inocentes por culpa de otros hombres no tan buenos ni tan inocentes sino muy asesinos criminales hoy mismo basta con abrir el periódico escuchar la radio o ver la tele para quedarnos pasmados y aterrorizados de la maldad que hay por todas partes y no me digan que son cosas de locos que yo conozco a los loquitos y son mas buenos que que.

Ahora escucho un ritmanblus cojonudo de Jonny Lang que se llama Santa Claus is Back in Town que quiere decir que ha vuelto a la ciudad el bueno de Santa Claus que es  el que le trae los juguetes a los niños americanos en una carreta tirada por renos y creo que se los deja por las chimeneas supongo que a los que tengan chimeneas a los que no pues se los dejara a la vera del árbol de navidad con las bolitas de colores y los adornos de los paquetitos y esas cosas con las luces y demás los americanos son muy de gorritos colorados y barbas blancas esa costumbre ya está casi implantada en España y ya mismo tenemos a los tres reyes magos montados en un reno cada uno en vez de en un camello o dromedario que todavía no me acabo de enterar del lío ese de las jorobas una el camello y dos el dromedario me parece aunque son los dos igual de raros lo mismo que los renos que los confundo con otros cuadrúpedos como los alces o algunos así con cuernos grandes y cara de burros padres como algunos que yo me sé. Sin señalar, eh?

Me gusta escribir así al tuntún sin decir cosas serias ni trascendentes porque es como dejarse llevar haciendo el muerto en la orillita del mar en medio metro de agua con los ojos cerrados y dejando que la marea te lleve adonde quiera y las olas suaves te den vueltas y te despistes y aunque intentes orientarte por el sol en la cara y las olas al cabo del rato cuando abres los ojos nunca estas donde crees estar pero siempre estas cerca de la orilla algunas veces hasta te roza el culo con la arena y te espabilas y otras veces llega una ola grande y te entra el agua por la nariz y te tienes que levantar un poco aturdido pero relajado y feliz.

El otro día una amiga paciente me dijo un frase que me encantó dijo menos mal que la navidad es solo una vez al año y yo tuve que dar la razón porque a mi estas fechas me alteran un poco con tanto celebrar que se yo lo que se celebra en realidad ni por que se gasta tanto dinero en regalos con lo malamente que esta la cosa yo lo único que comprendo y me gusta muchísimo y sobre todo ahora que tengo a mis nietas es el día de la cabalgata de los reyes magos y la cara de felicidad de los chiquillos viendo tantas carrozas llenas de ilusión y de magia y alegría que lastima que solo dure unos pocos años yo creo que los reyes deberían existir de verdad sobre todo para los niños que mas lo necesitan y para sus familias ojalá.

A mi no me importaría vivir en un mundo que un año fuera mucho mas largo y que hubiera dos primaveras dos veranos a lo mejor incluso dos otoños pero un solo invierno con su navidad correspondiente y que los veranos fueran agradables y las primaveras suaves los otoños lluviosos como tiene que ser y el invierno frio y con nieve pero una vez al año nada mas por ejemplo primavera verano otoño primavera verano otoño invierno y así una y otra vez y que un año tuviera veintiun meses por lo menos así todos viviríamos lo mismo pero con menos navidades en nuestros cuerpos que la navidad desgasta mucho con tantas comilonas y tantos gastos y tantas fiestas que parece que esto no va terminar nunca pero pondría una cabalgata de reyes extraordinaria para que los niños tuvieran ilusión dos veces al año una en invierno y otra en primavera que llegaran los reyes antes de las vacaciones de verano montados en camellos si quieren pero con ropitas frescas estampadas y gafas de sol y sus gorros de paja y sus chanclas y sus sombrillas de colorines no me digan ustedes que no sería guay del paraguay.

Bueno pues me voy a dormir que es muy tarde y mañana será otro dia de esta navidad que todavía no ha comenzado pero que ya estoy desenado que llege el día de la cabalgata y del rosco de reyes y el chocolate y luego ponerme a dieta estricta y a perder los kilos que estoy almacenando almadesayunando y almaalmorzando. Yo me entiendo.

FELIZ NAVIDAD.

El pequeño Nicolás

Ya desde niño aparece dando la cara y chupando cámara en algunos reportajes de la televisión. Se le ve colocandose enfrente del objetivo como si le fuera su corta vida en ello hasta que el reportero se fija en él y lo enfoca. Entonces el niño se transforma en una gran sonrisa de complacencia y de felicidad por el triunfo conseguido y responde a las preguntas del reportero con voz engolada y demasiado falsa para su corta edad. Ya parecía un impostor.

Me lo imagino como un niño sin niñez y un joven sin juventud, tan solo coleccionando fotos de si mismo al lado de algún famoso, si es de la política mejor que mejor. No tiene amigos, pero va reuniendo datos de conocidos, anotando sus teléfonos, sus direcciones, sus preferencias, sus aficiones…

En la difícil edad de la adolescencia no parece que le guste mucho la compañía de mujeres salvo si les sirven de gancho o señuelo para cazar alguna presa difícil de conseguir: el hijo de algún famoso político o empresario de éxito, algún joven delfín del partido, un alcalde prometedor…

No pierde mucho tiempo con los estudios y prefiere afiliarse al partido político que considera mas pija y con más proyección social, así pasa a formar parte de las juventudes populares y consigue ser introducido en la FAES así tiene mucho mas fácil retratarse una y otra vez con todos los políticos  del partido, ya sea con selfies o colandose en la fotos colocandose por detrás como si de verdad formara parte del grupo en decenas de actos, conferencias y cocteles. Esa afición de fotografiarse con los que considera importantes se ha convertido ya en una obsesión imposible de controlar, sueña con hacerse fotos hasta con el Rey de España…

En 2011 se matricula en Derecho en CUNEF, pero no asiste a clases, su objetivo sigue siendo “ser alguien importante” o por lo menos aparentarlo. Comienza entonces una enloquecida vida impostada, y apoyandose en los cientos de fotos que tiene junto a políticos y personas conocidas, va construyendo fabulaciones y delirios  megalómanos. Así comienza a hacerse pasar por agente del CSID, por intermediario de importantes políticos y empresarios que le encargaban misiones delicadas de intermediación, por conseguidor de grandes contratos ante empresarios ávidos de contactos en el Gobierno, por asesor del altas personalidades, por recadero real…

Sin duda a engatusado a varios empresarios y políticos que le han abierto sus casas y prestado su confianza. Esto solo le ha servido a Nicolás para aumentar su patológica y perturbada personalidad o personalidades, haciendo que en su mente vayan creciendo como reales confabulaciones y episodios que él enrevesa y alimenta para que parezcan cada vez más tortuosos e incomprensibles, y solo el tiene la solución y la verdad… un delirio patológico que puede terminar en personalidad esquizoide.

Ha actuado como un impostor representando a grandes empresas y al parecer ha intentado sobornos económicos, se ha inventado reuniones de negocio inexistentes, consigue que escoltas y policias lo lleven de viaje a Galicia en coche oficial para reunirse con “un alto cargo de la Nación”, y hasta es invitado a la Coronación de Felipe VI, donde se le ve pegandole un cabezazo al Rey con una enorme sonrisa de satisfación, casi orgásmica. Ha realizado su sueño.

Si ha esto le unimos el afán de las televisiones privadas en remover cualquier asunto por banal que sea y presentarlo como si fuera lo mas grave para el pais que puede suceder, pues ya tenemos creado un culebrón –realitichou- que va a durar lo que las teles quieran que dure mientras tenga audiencia este iluso jovenzuelo al que le están dando el mismo trato que le dan a los “juguetes rotos” tipo Belen Esteban y similares… personajillos de usar y tirar al cabo del tiempo, cuando no aporten audiencia pero dejándolos maltrechos de por vida…

Por su salud mental, espero que todo esto dure lo menos posible y este chaval sea tratado como lo que es: un joven de veinte pocos años que lo que debería de estar haciendo es estudiando, jugando al futbol y saliendo con gente de su edad.